Rutina de ejercicios que hacer en el trabajo

Rutina de ejercicios que hacer en el trabajo

¿Cuántos días a la semana dejamos la práctica de alguna actividad física para el último momento? ¿Y cuántas otras conseguimos realizar ejercicio de verdad? Es cierto que el ritmo de vida actual, en muchas ocasiones, no nos permite hacer un mínimo de deporte al día. Sin embargo, también es una realidad que, si esto sucede es, principalmente, porque no está dentro de nuestras prioridades.

El ejercicio físico es fundamental para nuestro bienestar y nuestra salud, por lo que, es imprescindible que se le dé la importancia que tiene y se le dedique, al menos, 30 minutos al día. Si tu trabajo es físico, estarás en continuo movimiento y ya tendrás superado el mínimo de tiempo dedicado al deporte. No obstante, si eres de las personas que se pasa 8 horas sentada en una silla sin despegar la vista de la pantalla, esta rutina de ejercicios para hacer en el trabajo es para ti:

1. Ejercita tus piernas. Los trabajos de oficina están íntimamente ligados con la vida sedentaria por el simple hecho de permanecer sentado todas las horas que dura la jornada laboral. ¿Qué efectos tiene la vida sedentaria en tus piernas? Ni más ni menos que la aparición de celulitis y de flacidez. ¿Cómo podrías combatirlo? Aunque parezca mentira, se puede combatir sin necesidad de levantarse de la silla: levanta ambos pies del suelo, mientras mantienes tu abdomen apretado y baja lentamente una de las piernas sin que ésta llegue a tocar el suelo; repite el ejercicio 15 veces con cada una de las piernas. Es cierto que los resultados no son inmediatos y tienen una progresión lenta, pero al realizar 15 veces todos los días de la semana este ejercicio, podrás mejorar tanto el tono muscular de tus piernas como la piel de naranja.

2. Fortalece tu abdomen. Llevar un estilo de vida sedentario no favorece en nada a tu físico y mucho menos a tu salud, por lo que, es importante que compenses esta parte siguiendo una alimentación saludable y equilibrada. No obstante, hay una forma para fortalecer el abdomen, que no para tonificarlo y lucir una tableta completamente definida, desde la silla. El ejercicio consiste en respirar profundamente y, al exhalar, contraer el abdomen al máximo, metiendo el ombligo hacia dentro. No vas a conseguir unos abdominales de infarto, pero sí lograrás mejorar considerablemente la zona abdominal.

3. Define tus brazos. La flacidez de los brazos es una de las mayores preocupaciones estéticas entre las mujeres. Para evitarla, sólo hay una fórmula: combinar ejercicios de bíceps y tríceps con una alimentación saludable. Pero, ¿qué pasa si no tienes tiempo para tonificar la musculatura de los brazos en un gimnasio o en casa? Siempre puedes hacer dos ejercicios desde el trabajo que te ayuden a mejorar el aspecto de tus brazos:

- Uno de ellos es de fondos y necesitarás servirte de tu silla o de tu escritorio. Siéntate con las manos en el borde o de espaldas al escritorio, apoyando las manos sobre él y, con los pies en el suelo un paso o dos lejos de la mesa o silla, flexiona los codos sin doblarlos hacia los lados para bajar tu espalda, que debes mantenerla erguida, y empuja la silla hacia abajo para volver a subir.

- El otro consiste en colocar una mano encima de la otra, dejándolas bien juntas y de manera que los pulgares de las dos manos apunten hacia lados contrarios, es decir, uno hacia arriba y el otro hacia abajo. Sin soltar una mano de la otra, intenta apartarlas hasta sentir cierta resistencia o tensión en los bíceps. Mantén la posición durante 10 segundos aproximadamente y repítelo, al menos, 5 veces.

Cuantas más repeticiones de cada uno de los ejercicios hagas, mejor será el resultado, Vitalista.

, , , , ,