Rutina de ejercicios empleando el peso corporal

Rutina de ejercicios empleando el peso corporal

Cada vez son más las personas que trabajan su cuerpo, ya sea por bajar de peso, por sentirse mejor o simplemente porque les gusta. Los vitalistas sabemos que hacer ejercicio es una de las claves fundamentales para estar sanos y repletos de vitalidad. Ello, junto con una alimentación saludable, es la clave del éxito.

No obstante, a pesar de que los gimnasios están cada vez más frecuentados, existen diferentes alternativas para aquellos que prefieren hacer deporte en casa o al aire libre. Estos ejercicios, además, no requieren ningún tipo de material específico, pues tan solo se necesita una toalla y un lugar donde relajarse.

Hablamos del entrenamiento empleando únicamente nuestro peso corporal para estar en forma. ¡Toma nota Vitalista, seguro que tu cuerpo lo agradece (y tu bolsillo también)!

- Calentamiento. Como siempre, antes de empezar cualquier sesión que implique cierto desgaste físico, es fundamental calentar la musculatura con tal de evitar posibles lesiones. Duración: de 7 a 10 minutos.

- Burpees. Comenzamos el entrenamiento en cuclillas con las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Con el apoyo seguro, debemos llevar los pies hacia detrás, de un salto, de manera que nuestro cuerpo quede en posición de hacer flexiones, totalmente horizontal. Tan solo tocamos el suelo con la punta de los dedos de los pies. Realizamos 1 flexión, doblando los codos y volvemos a la posición de cuclilla inicial de un salto. Desde esta postura agachada, pegamos un brinco más grande, con el cuerpo rígido, piernas juntas y brazos intentando tocar el cielo.

- Abdominales. Ahora coloca una toalla o colchoneta de gimnasia en el suelo y trabaja la musculatura abdominal. Túmbate boca arriba, con las rodillas flexionadas y los pies en el suelo e incorpórate de manera que, solo se mueva la parte superior del tronco. Recuerda que es posible aumentar la intensidad y dificultad de este ejercicio.

- Sentadillas. Coloca los pies a la misma distancia que los hombros y estira los brazos hacia delante. Mantén la espalda recta y realiza la sentadilla, flexionando las rodillas hasta formar un ángulo de 90 grados.

- Elevación de caderas. Para este ejercicio también necesitamos estar tumbados en el suelo con las rodillas flexionadas. Consiste en despegar las caderas y aguantar nuestro propio peso con tan solo el apoyo de los pies y zona superior de la espalda. Con este ejercicio estaremos trabajando también el suelo pélvico.

- Plancha. Esta vez colócate de forma horizontal, tumbado en el suelo, pero apoya los antebrazos. Despega el cuerpo del suelo y aguanta en esta posición durante unos segundos. Tu posición, rígida y recta, debe parecer una plancha.

- Estiramiento. Igual de importante es calentar al comienzo como estirar después. Recuerda que este último ejercicio es de relajación. Intenta bajar tus pulsaciones con movimientos suaves.

3, 2, 1,… ¡Comenzamos, Vitalista!

, , , ,