Razones por las que caminar es el ejercicio ideal

Razones por las que caminar es el ejercicio ideal

Siempre andamos buscando trucos y maneras de mantenernos sanos y de paso perder algún kilo. Hace poco que hemos empezado el año y seguro que el propósito de muchos fue hacer un poco más de deporte, pues bien, ¡no debemos abandonarlo! Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos puede reducir el riesgo de padecer hipertensión, cardiopatía, depresión, diabetes, además mejora la salud ósea y funcional. La misma organización recomienda que los adultos entre 18 y 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana.

Si eres de aquellos a los que no le gustan los deportes que impliquen demasiada intensidad, mucha capacidad de resistencia, demasiadas agujetas al día siguiente o simplemente te estás introduciendo en el mundo del ejercicio lo mejor que te podemos recomendar es caminar. Andar es un gran deporte que se puede hacer solo o acompañado, sencillo, para el que no se necesita una equipación especial y que se puede practicar a cualquier edad y en cualquier lugar. Cabe recordar que cada cuerpo y metabolismo es un mundo, pero hay una receta que no suele fallar: ejercicio y comida sana.

La Fundación Española del Corazón recomienda, en general, caminar durante 150 a 300 minutos a una intensidad moderada, o de 75 a 150 a una intensidad alta. Destacan este deporte porque es fácil y simple de practicar, puede realizarse en cualquier momento del día y es sencillo mantener la intensidad, cosa que favorecerá a nuestro corazón. Además los días en los que las condiciones climáticas son adversas el ejercicio se puede realizar en una cinta sin ninguna problema y, por si fuera poco, con lo avanzados que están los teléfonos móviles hoy en día, es muy fácil controlar cuántos pasos hemos hecho, en cuánto tiempo y qué distancia hemos recorrido.

Por otra parte la American Cancer Society realizó un estudio en el que se concluyó realizar esta actividad está asociada a un menor riesgo de enfermedad cardíaca, y diabetes tipo 2, entre otras enfermedades. Además la Fundación Artritis recoge estudios de varias universidades estadounidenses que demuestran los distintos beneficios que puede tener caminar para nuestro cuerpo y salud. Entre éstos destaca que caminar mejora la circulación y puede ayudar a evitar enfermedades del corazón y fortalecer el mismo o disminuir la presión arterial. También se hace hincapié en que este ejercicio ayuda a tus huesos, pudiendo llegar a detener la pérdida de masa ósea para las personas con osteoporosis. Además de los huesos es ideal para tus músculos, ya que caminar te permitirá fortalecerlos y tonificarlos. Entre los beneficios mencionados por la Fundación Artritis también se hace referencia al sueño y al deterioro mental, ya que por una parte puede ayudarnos a combatir el insomnio y descansar mejor por las noches, y por la otra un estudio concluyó que la disminución de la memoria relacionada con la edad fue menor en las personas que caminaría más.

 

Varios estudios han demostrado que caminar 30 minutos quema alrededor de 200 calorías, aunque esto variará en función de la distancia y la intensidad el ejercicio durante ese tiempo. Además de los beneficios relacionados con el gasto energético y el control del peso, caminar también nos ayuda a desestresarnos, a sentirnos mejor con nosotros mismos y a relajarnos del día a día. Como afirma un estudio realizado por la Universidad de California caminar puede cambiar nuestro estado de ánimo, haciendo que nos encontremos mejor, la razón es que este ejercicio ayuda a liberar endorfinasnaturales para el dolor. Es una actividad que podemos realizar solos o con varios amigos, además nos puede permitir conocer rincones de nuestra ciudad que no habíamos visitado o estar en contacto con la naturaleza.

 

Si además de hacer algo más de deporte durante este comienzo de año te has propuesto comer mejor, no te puedes perder nuestras recetas, como el hummus casero o la ensalada de quinoa y arroz. Eso sí, vitalista, no debes olvidarte de beber agua para mantener hidratado tu organismo. Ahora que ya lo sabes, vitalista, ponte las zapatillas y sal a la calle a caminar.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,