Pollo relleno de frutos secos y frutas desecadas

Pollo relleno de frutos secos y frutas desecadas

Todos los ingredientes de esta receta están seleccionados con delicadeza para que ofrezcan al plato ese aroma y sabor intenso que requiere. Para ello, además de emplear especias y verduras, la clave está en los frutos secos y las frutas desecadas.

Por un lado, las ciruelas pasa y los orejones de albaricoque, son ricos en fibra por lo que contribuyen al tránsito intestinal. Además, poseen antioxidantes y son una fuente alta en hierro. Por otro lado, las nueces ofrecen al organismo una importante dosis de omega – 3, hidratos de carbono y minerales, y los piñones, son uno de los frutos secos más proteicos, además de destacar por su alto contenido en potasio. Todos estos alimentos juntos colmarán nuestro plato de nutrientes esenciales para el organismo.

¡Vitalista, toma nota!

Ingredientes (2 personas):

Para el relleno:
- 4 muslos de pollo deshuesado
- vino dulce
- 100 gr de ciruelas pasa
- 50 gr de orejones
- Carne picada
- 100 gr de nueces
- 50 gr de piñones
- Canela en polvo
- Sal
- Pimienta
- Tomillo

Para la salsa:
- Puerro
- Cebolla
- Zanahoria
- Ajos
- Orejones
- Ciruelas pasas

Preparación:

- Vierte en un recipiente de cristal un poco de vino dulce y añade las ciruelas y los orejones. Es recomendable hacer este paso la noche anterior para que estas frutas desecadas se ablanden y absorban gran parte de la bebida.

- El primer paso de esta receta es aromatizar todos los ingredientes que van a formar el relleno del pollo. Para ello, mezcla la carne picada junto con los frutos secos, piñones y nueces, y la canela en polvo.

- Escurre las frutas desecadas que desde la noche anterior estaban a remojo, córtalas e incorpóralas al relleno, (no olvides guardar el vino dulce sobrante). Una vez introducidos en el interior todos los ingredientes, salpimienta y añade unas ramitas de tomillo.

- A continuación, coloca las piezas en la bandeja del horno, ata los extremos para que no se derramen los ingredientes y hornea durante 20 minutos a una temperatura de 180 grados.

- Mientras tanto, es momento de empezar a preparar la salsa. Para ello, lava y corta todas las verduras. Sofríe el puerro, las zanahorias y los ajos y añade el vino dulce que posteriormente hemos guardado tras escurrir las frutas desecadas. De esta forma, la salsa obtendrá un poco de sabor y textura.

- Incorpora al sofrito la cebolla picada, y un puñado de orejones y ciruelas pasas cortados en trozos pequeños. Remueve todo muy bien y déjalo durante unos minutos a fuego lento para que todos los ingredientes se liguen y maceren bien. Si preferimos que la salsa quede más fina, se puede pasar por la batidora.

- Por último, emplata los muslos de pollo, ya horneados, junto con la exquisita salsa. ¡A comer!

Come sano y vive sano.

, , , , ,