Los secretos del patinaje sobre hielo

Los secretos del patinaje sobre hielo

Visualiza la típica estampa navideña, en la que los niños (y no tan niños), se disponen a patinar por un lago helado, (o quizá hielo artificial). Cada quien intenta guardar la compostura y salir victorioso del entrenamiento sin resbalarse, pero ocurre lo que todos esperábamos… ¡Al suelo!

Vitalista, conseguir formar parte de la estampa navideña quizá es un poco difícil pero hay que intentarlo y ahora es el momento de hacerlo.

El patinaje sobre hielo consiste en deslizarse sobre una superficie helada con unos patines aptos para ello. Guantes, rodilleras, coderas y casco son necesarios para la práctica con tal de protegernos en caso de caída y evitar posibles lesiones graves. Además, por este motivo se recomienda a los patinadores novel que vayan siempre acompañados, pues estos casos pueden darse por la inseguridad del mismo patinador pero también por el descuido de otros, ya que en la pista se encuentran varias personas al mismo tiempo. No obstante, ten en cuenta que las caídas forman parte del aprendizaje.

La dureza y rugosidad del terreno influye en la estabilidad, no obstante un requisito fundamental para la práctica es mantener el equilibrio. Mejorar este aspecto favorece el desarrollo cognitivo y como no, la concentración. Focalizar toda la atención en el ejercicio pero sin olvidar observar el entorno que nos rodea en dicho momento es una actividad fantástica para mejorar nuestros sentidos y dominar nuestros pensamientos.

Además, practicar de forma correcta este deporte permite reforzar las articulaciones y fortalecer la musculatura, sobre todo de las piernas.

El material necesario suele alquilarse en el mismo reciento durante X tiempo. Recuerda que es muy importante la comodidad que ofrecen los patines así como comprobar el agarre al pie y al tobillo, pues debe estar bien sujeto.

El patinaje puede convertirse en la opción perfecta para los más pequeños a los que el deporte no parece ser de su agrado. Es una buena táctica de fomentar el hábito y evitar así el sedentarismo infantil. El esquí también es otro deporte de invierno del que disfrutar durante estas fechas.

Es muy habitual que durante estas celebraciones tu localidad ubique estas estaciones de ocio. Infórmate y visita las instalaciones, pues en la mayoría de sitios las pistas no son fijas y tan solo se puede disfrutar del patinaje sobre hielo una vez al año, por Navidad.

¡A disfrutar, Vitalistas!

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>