Adoptar un estilo de vida saludable para prevenir el cáncer

Adoptar un estilo de vida saludable para prevenir el cáncer

Desde que en el año 2000 se instaurara el 4 de febrero como Día Mundial Contra el Cáncer, la mayoría de países del mundo promueve distintas iniciativas para concienciar a la población y erradicar mitos sobre esta enfermedad, además de poner en marcha acciones de prevención, control y detección temprana.

El diagnóstico de un cáncer en su fase inicial es determinante para su cura y aumenta las posibilidades de supervivencia, ya que es más probable que el tratamiento en ese periodo de la enfermedad sea satisfactorio. Por ello, un mayor conocimiento de los síntomas y signos de advertencia que presentan los distintos tipos de cáncer resulta fundamental para su detección, por lo que, prestar atención a nuestro cuerpo y distinguir entre lo que es normal y lo que pueden ser cambios raros, se convierten en tareas necesarias.

Si hay algo que debemos tener muy claro es que el estilo de vida está estrechamente ligado al riesgo de padecer esta enfermedad, pues alrededor de un tercio de los cánceres más comunes pueden prevenirse siguiendo una alimentación saludable y realizando ejercicio. El consumo de tabaco y de alcohol, la obesidad o sobrepeso y el sedentarismo son unas de las principales causas de sufrir cáncer. No obstante, todas ellas podrían evitarse si cambiásemos ciertos hábitos en nuestra rutina:

- Dejar de fumar. Nunca es tarde para eliminar el tabaco de tu vida y empezar a disfrutar de sus importantes beneficios para la salud, ya que aumenta la esperanza de vida y mejora la calidad de ésta.

- Reducir el consumo de alcohol. Tomar bebidas alcohólicas regularmente aumenta el riesgo de padecer siete tipos de cánceres, por lo que, reduciendo su consumo a ocasiones puntuales o excluyéndolo en su totalidad de la alimentación, se mitiga considerablemente el peligro a sufrir esta enfermedad.

- Cambiar a una dieta saludable. La alimentación diaria de una persona está relacionada con el riesgo de tener cáncer, pues limitando el consumo de ciertos alimentos poco saludables o potenciando la ingesta de otros más recomendados para la salud, se reducen los niveles de obesidad y, por consiguiente, el riesgo de padecer cáncer.

- Hacer deporte. Realizar ejercicio físico a diario o, al menos, 3 veces por semana, no sólo previene diferentes tipos de cáncer, sino también disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, ayuda a reducir el peso y a mantener el cuerpo en forma.

Cuida tu salud y la de los tuyos, Vitalista, adoptando estos hábitos de vida saludable.

, , , , , ,