¿Caminar o correr? Esa es la cuestión

¿Caminar o correr? Esa es la cuestión

El running se ha convertido, en los últimos años, en uno de los deportes más practicados por personas de diferentes edades. En este sentido, la caminata también se ha puesto de moda y es la mejor alternativa a la carrera, pues tampoco importa la edad ni las condiciones físicas y reporta grandes beneficios para la salud. Está claro que, tengas los años que tengas, siempre es un buen momento para empezar con alguna actividad física que se lleve de un plumazo la vida sedentaria y te genere el bienestar deseado.

Sin embargo, no serás la primera persona que se pregunte por dónde empezar o qué elegir, si es mejor ir poco a poco y salir a andar para coger fondo o, directamente, salir a correr y fijarte unas metas que vayan de menos a más. Lo importante de todo es que, si te encuentras en esta indecisión, este post puede ayudarte a tomar una de las dos opciones: ¿caminar o correr?

¿Por qué caminar?:
1. El impacto articular de esta actividad es mínimo, el doble del peso corporal, por lo que, si has sufrido alguna lesión o tienes problemas en las articulaciones, ésta es la mejor opción.
2. Si no has practicado ningún deporte con anterioridad y no esperas convertirte en deportista de élite, caminar te resultará más sencillo que otras actividades y podrás integrarla en tu vida cotidiana en cualquier momento.
3. Prima el componente social, ya que puedes hablar mientras andas y puedes también disfrutar del entorno.
4. Caminar es recomendable para todas las personas independientemente de su edad y condición física.
5. El riesgo de sufrir lesiones pegándote una caminata es bajo, siempre y cuando se lleve el calzado adecuado y no se adopte una mala postura al andar.
6. Andando también se queman calorías. Eso sí, cuanto más rápido camines, más quemarás.

¿Por qué correr?:
1. Si eres una persona físicamente activa, que dispone de poco tiempo, disfrutarás más corriendo que con cualquier otra actividad al descargar masivas de endorfinas.
2. El efecto del entrenamiento o calorías quemadas es mayor que practicando otras actividades de menor impacto, ya que, al correr, se emplea mayor esfuerzo.
3. Correr ayuda a perder peso más rápido y a moldear la silueta debido a su componente aeróbico. Es un ejercicio muy completo que implica el movimiento y coordinación de todos los segmentos corporales.
4. Es una actividad que favorece la tonificación de la musculatura del tren inferior y core.
5. Correr puede ayudarte a dejar de lado el estrés y a deshacerte de los nervios que te sobran. Gracias al desgaste energético producido por la carrera, conseguirás sentirte bien y descansar por la noche.

Ambas actividades reducen el riesgo de desarrollar hipertensión, exceso de colesterol, diabetes o enfermedades coronarias, por lo que, sabiendo ahora qué puede aportar cada una, ¿a qué esperas para decidirte, Vitalista?

, , ,