Deporte en pareja, más ameno y divertido

Deporte en pareja, más ameno y divertido

El deporte es fundamental para estar sano y sentirse activo. No obstante, muchas veces cuesta encontrar el momento o el lugar adecuado para practicar los entrenamientos, puesto que llegan a resultar un tanto aburridos o pesados.

No te preocupes Vitalista, como sabes nosotros tenemos siempre la solución a todos tus problemas, con tal de que puedas afrontar tus días con mayor vitalidad y positivismo.

La rutina que describimos hoy se basa en un entrenamiento en pareja típico de gimnasio con ejercicios de fuerza y elasticidad. No se necesita ningún tipo de material, por lo que se puede practicar en casa sin dificultad.

¡Atentos Vitalistas, empezamos!

- Calentamiento. Siempre antes de empezar cualquier entrenamiento es necesario calentar la musculatura con tal de evitar posibles lesiones.

- Sentadillas. Para realizar este ejercicio es necesario situarse enfrente del otro y cogerse de las manos de manera que los brazos de ambos queden estirados. Una vez obtenida la distancia, situamos los pies alineados a la anchura de nuestra cadera y tan solo consiste en doblar las rodillas hasta llegar a formar un ángulo de 90 grados en concordancia con nuestra pareja.

- Abdominales. Esta vez uno de los componentes se tumba en el suelo y el otro, que sirve de sujeción, sitúa ambos pies rodeando la cabeza de su compañero. La persona del suelo se agarra de los tobillos. El ejercicio consiste en levantar las piernas extendidas hasta tocar con los pies las manos de su compañero, que tiene los brazos estirados en el aire. La persona tumbada mediante su fuerza abdominal, evita que sus piernas cuando bajen toquen el suelo.

Otra forma de realizar este ejercicio a la vez es situarse ambos en posición de abdominal, uno enfrente del otro, tocando con las rodillas las del compañero. Colocamos nuestros pies debajo de sus muslos y viceversa. y con las rodillas flexionadas, comienza nuestra sesión de abdominales, tan solo despegando del suelo la parte superior del torso. (Véase en la fotografía superior).

- Plancha. La práctica de este ejercicio también requiere cierto equilibrio. Nos colocamos en posición horizontal, tumbados en el suelo boca para abajo, uno enfrente del otro. Despegamos el cuerpo del suelo y tan solo aguantamos nuestro propio peso con las puntas de los pies y nuestros antebrazos. Debemos chocar la palma de nuestro compañero levantando cada vez el brazo contrario al otro. De este modo, el peso recaería tan solo sobre una de nuestras extremidades, y en ambas al descansar con los dos brazos apoyados.

- Estiramiento. Una vez superado con éxito el entrenamiento, relaja la musculatura masajeando y estirando las articulaciones del compañero.

Esta rutina en pareja consta de pocos ejercicios pero son necesarias varias series o repeticiones (aproximadamente unas 10 por práctica) con tal de obtener resultados. Existen infinitud de ejercicios para hacer a dúo, no obstante con un poco de ingenio e imaginación es posible crear una rutina propia muy dinámica y divertida.

Ahora te toca a ti Vitalista, ¿te animas?

, , , , , , , ,