Consejos para llevar una alimentación saludable en el trabajo

Consejos para llevar una alimentación saludable en el trabajo

Mantener una alimentación saludable a veces es difícil. Y si por lo que sea tenemos un trabajo sedentario en el que nos vemos obligados a comer puede resultar incluso más complicado. Pero no es imposible, con los hábitos adecuados se puede conseguir. Obviamente lo principal es contar con los alimentos necesarios, si no eres de esas personas que tienen la nevera y los armarios llenos de frutas, verduras, legumbres, frutos secos, huevos, quesos, etc. lo primero es que vayas a hacer la compra. Una vez cuentes con los productos correctos podrás empezar a organizar un buen hábito de alimentación en el trabajo.

  • El tupper será nuestro gran aliando para llevar una alimentación saludable en el trabajo. Es fundamental que nos acostumbremos a prepararnos la comida la noche de antes, de esta manera podremos controlar qué y cuánto comemos. Además evitaremos que el hambre nos lleve a comprarnos alimentos que no son saludables ni beneficiosos para nuestro cuerpo.
  • Preparar comida para varios días. Si eres de esas personas que no disponen de mucho tiempo puedes dedicarte a cocinar un día a la semana y guardar la comida en la nevera. De esta manera te será más sencillo y rápido elegir qué llevarte o cómo combinarlo.
  • Elaborar un plan semanal. Otra gran opción es planificarte las comidas semanalmente. Así no tendrás que pensar en qué cocinarte para el día siguiente, lo tendrás mucho más a mano y será más rápido y efectivo.
  • Alimentos ricos en proteína y fibra. Una dieta rica en proteína y fibra (carne, pescado, frutos secos, proteína de origen vegetal, etc) ayudará a que te sientas saciado y a controlar la ansiedad.
  • Más frutas. Si a media mañana y a media tarde consumes una pieza de fruta será más fácil que controles la sensación de hambre. Al sentirte más saciado podrás evitar picar entre horas y teniendo una variedad tan amplia de frutas, no te aburrirás de consumirlas.
  • Tentempiés saludables. Tener a mano aperitivos o snacks saludables puede marcar una gran diferencia en tu alimentación, porque si te entra una sensación de hambre incontrolable podrás picar algo que comporte beneficios para tu salud y no caer en la trampa de comer cualquier cosa. Una buena idea son los frutos secos, no ocupan mucho espacio y puedes llevarte un puñado al día, así conseguirás controlar tu ansiedad y otorgarán muchas propiedades a tu organismo.
  • HidrátateEl agua es fundamental y también nos puede ayudar a controlar el hambre. Es importante que no bebas sólo cuando tienes sed, porque eso es signo de que tu organismo necesita hidratarse. Por eso la mejor opción es llevar una botella de agua al trabajo, de esta manera irás bebiendo poco a poco y esto comportará beneficios para tu salud.
  • Sé el mecenas de la alimentación saludable. Por último, puedes influir en tus compañeros de manera positiva y ayudarles a llevar un dieta mucho más equilibrada. Si compartes tus conocimientos con ell@s y comentáis entre tod@s lo que vais a llevar para comer durante la semana, podréis apoyaros los unos a los otros para ser más rigurosos con vuestra alimentación.

Vitalista, ahora ya tienes todos los consejos para empezar a comer bien en tu trabajo. Ponlos a prueba y ¡súmate a un estilo de vida más saludable!

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,