10 consejos para controlar el apetito y la ansiedad por el hambre

10 consejos para controlar el apetito y la ansiedad por el hambre

Uno de los grandes problemas que nos encontramos cuando intentamos seguir una dieta, ya sea para bajar de peso o simplemente para mantenerlo, es controlar las ganas irresistibles de comer entre horas.

Contar los minutos que quedan para la próxima comida y sufrir ansiedad por el hambre, son dos situaciones que puedes superar siguiendo una serie de pautas como estos 10 consejos que te damos para aprender a controlar tu apetito, Vitalista. ¡Presta atención!

1. Reconoce el verdadero apetito. Aprende a detectar si el “hambre que tienes” es física o emocional. Muchas veces no comemos por hambre, sino por ansiedad o aburrimiento y devoramos justo lo que menos falta nos hace.

2. Come en entornos tranquilos. En la medida de lo posible, evita distraerte con la televisión o haciendo otras tareas mientras comes, ya que, al no tener la atención puesta en la tarea principal (comer) existe la posibilidad de comer más de la cuenta. Procura hacerlo de un modo tranquilo y dando al cuerpo la oportunidad de disfrutar de cada bocado.

3. Controla qué, cuánto y cuándo comes. Apunta en la agenda lo que comes, cuánta cantidad, cómo te sienta y en qué momento para descubrir patrones establecidos y detonantes que puedes evitar.

4. Mastica despacio y repetidamente cada bocado. Date tu tiempo para masticar y saborear, sacando la máxima sensación de placer a cada porción. Hacen falta unos 20 minutos para que el cerebro mande la señal al estómago de saciedad. Si vas con calma, podrás controlar el comer más de la cuenta.

5. No hagas la compra con hambre ni triste. Intenta ir al supermercado cuando ya hayas comido y cuando tu estado de ánimo sea óptimo. De esta manera evitarás comprar alimentos poco recomendables que se te antojen y que realmente ni necesitas.

6. Prepara una “bandeja antihambre”. Ten siempre a mano una pieza de fruta, un poco de jamón cocido y nueces por si, de repente, te entra un ataque de hambre por la noche. Recurre a este “kit de emergencia”, lávate los dientes y vete a la cama.

7. Evita alimentos que incrementen el hambre. Limita al máximo los alimentos que aporten niveles altos de azúcar en sangre como dulces, pasteles, pastas… Sustitúyelos por frutas y vegetales, que te sacien y no te aporten demasiadas calorías.

8. Mantén bien hidratado el cuerpo. Beber agua es fundamental y te ayuda a conseguir un efecto de saciedad, por lo que, si te atacan las ganas irresistibles de comer, prueba a beberte un vaso de agua.

9. Practica deporte de manera regular. La actividad física, además de ser imprescindible en tu día a día, te ayuda a mantener tu cuerpo en forma. Practica actividades relajantes como el yoga, que liberan endorfinas y contrarrestan los efectos del estrés crónico.

10. Duerme lo suficiente. Al no dormir las horas necesarias (entre 6 y 8), el cuerpo se levanta con sensación de cansancio y las hormonas del apetito desequilibradas, por lo que, es muy probable que se caiga con más facilidad en la trampa de comer mal.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>