Bizcocho de zanahoria con almendras y avellanas

Bizcocho de zanahoria con almendras y avellanas

Cuando llega el frío a nuestras calles y hogares es el momento perfecto para pasar una tarde en casa y hacer uso de la cocina y el horno. La revolución de la comida sana y fitness apuesta por recetas caseras en la que nosotros seamos quienes controlan la cantidad y calidad de los ingredientes.

Para la receta de hoy tenemos tres ingredientes estrella: la zanahoria, las avellanas y las almendras. Las avellanas son un fruto seco rico en ácidos grasos, proteínas, minerales y vitamina E. Además son un alimento con gran poder saciante, es decir, que evitará que tengamos sensación de hambre constantemente. Por otra parte las almendras también son una fuente de proteínas vegetales, pero además contienen omega 6 y fibra, que ayudará a regular el tránsito intestinal.

¡Vitalista, no olvides que este bizcocho es apto para veganos y vegetarianos porque ningún alimento es de origen animal! Además vamos a proponerte dos versiones: la de toda la vida y las alternativas para hacer una menos calórica y más sana, ¡allá vamos!

Ingredientes (8 personas): 

- 200 gr de zanahorias
- 180 gr de harina (para la versión light podemos usar harina de avena)
- 50 gr de avellanas
- 160 gr de azúcar moreno (que podemos sustituir por sacarina o edulcorante) 
- 100 ml de zumo de naranja
- 50 ml de leche de almendras
- 50 ml de aceite de girasol (que podríamos sustituir por 30 ml de aceite de oliva)
- Levadura

Preparación: 

- Antes de nada, precalienta el horno a 180 grados. Una vez hayas hecho esto puedes empezar a lavar las zanahorias y rallarlas lo más finas posible.

- En un recipiente coloca la verdura triturada y agrega el aceite, ya sea el de girasol o el de oliva, la leche de almendras y el zumo de naranja. Una vez lo tengas todo junto debes removerlo.

- Una vez esté mezclado debes añadir la harina, cualquiera de las dos que quieras utilizar y la levadura. Como consejo para verter la harina puedes utilizar un colador pequeño e ir removiendo a la vez que viertes la harina, así podrás evitar que se creen grumos.

- Por otra parte trituraremos los frutos secos, las avellanas y las almendras, y las añadiremos, junto con el azúcar (o edulcorante), al resto de ingredientes. Hay que mezclarlo bien para evitar que queden grumos.

- Después forraremos la bandeja del horno o el recipiente donde vayamos a vertir la mezcla y podemos agregar algunos trozos de avellana y almendra.

- Una vez esté todo listo, lo meteremos en el horno durante 50 minutos aproximadamente. Cuando creemos que esté hecho podemos pinchar el bizcocho con un palillo y ver si sale limpio.

- Cuando se haya enfriado, ¡ya estará listo para comer!

Yo ya lo he hecho en casa, ¡ahora te toca a ti, Vitalista!

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,