¿Por qué deberías reducir los carbohidratos de tu dieta?

¿Por qué deberías reducir los carbohidratos de tu dieta?

Los hidratos de carbono son necesarios para el organismo, ya que proporcionan la energía necesaria para el funcionamiento de los músculos y del sistema nervioso central. Sin embargo, somos muchos los que comemos más carbohidratos de los que deberíamos, provocando no sólo un aumento de peso que puede derivar en obesidad, sino también un problema de salud severo como es la diabetes.

Del mismo modo que ocurre al dejar de fumar, seguir una dieta baja en glúcidos (pan, pasta, arroz, tubérculos y dulces) aporta importantes beneficios para la salud:

Acelera la pérdida de peso. Al sustituir los hidratos de carbono refinados por verduras, grasas saludables y proteínas, disminuye el total de calorías consumidas y el organismo quema la grasa almacenada para obtener el azúcar que ya no consigue de los carbohidratos.

Disminuye la sensación de hambre. Consumir proteínas y grasas mantiene saciado el estómago durante más tiempo y no provocan bajones de azúcar que reclamen la ingesta de más comida, como sucede con los hidratos de carbono refinados.

Mantiene a raya el nivel de insulina y el índice glucémico. El consumo desmesurado de carbohidratos refinados hace que el páncreas produzca más insulina, llegando a provocar, en muchos casos, el desarrollo de diabetes tipo 2. Para evitarlo, sólo tienes que reducir los hidratos de carbono o sustituirlos por grasas, fibra y proteínas.

Reduce el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer y enfermedades cardíacas. Llevar una dieta baja en carbohidratos hace que las células del organismo utilicen la grasa como combustible, evitando así que las células cancerosas crezcan, pues necesitan de la glucosa para ello. Además, baja los niveles de colesterol y la presión arterial, reduciendo, de esta manera, el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular.

Tal y como se mencionaba al principio, los hidratos de carbono resultan necesarios para el organismo, no obstante, los expertos aconsejan un consumo moderado de entre 50 y 150 gramos al día y apostar por glúcidos “buenos” como la carne, los frutos secos y los huevos.

, , , ,