Día Internacional sin Tabaco – Beneficios de dejar de fumar

Día Internacional sin Tabaco – Beneficios de dejar de fumar

Hoy se celebra el Día Internacional sin Tabaco y, al igual que los medios de comunicación, blogs y webs especializadas, en SoyVital también hemos querido conmemorar este día, en el que se fomenta un periodo de 24 horas de abstinencia de consumo de tabaco a lo largo y ancho del mundo, recordando los enormes beneficios que tiene dejar de fumar.

Aunque dejar el tabaco es duro y puede llevar cierto tiempo, los beneficios que aporta comienzan a notarse justa al apagar el último cigarro:

- A los 20 minutos. La tensión arterial disminuye y la frecuencia cardiaca se normaliza.

- A las ocho horas. La cantidad de nicotina y de monóxido de carbono presentes en la sangre se habrán reducido a la mitad.

- A las 12 horas. Los niveles de monóxido de carbono en sangre se habrán normalizado por completo y el corazón ya no tiene que hacer tanto esfuerzo para llevar el oxígeno a todos los órganos.

- A los dos días. Tanto el sentido del gusto como del olfato habrán mejorado, ganando en precisión. El cuerpo está en proceso de limpieza y está expulsando poco a poco mucosa impregnada de compuestos tóxicos.

- A los tres días. Los pulmones están más limpios y respirar resulta más fácil. Además, habrá una recuperación de energía y el cansancio en ciertas actividades se irá quedando atrás.

- Entre las 2 semanas y los 3 meses. Los pulmones están despejados y, no sólo son más fuertes, sino que su función ha mejorado considerablemente. La circulación del cuerpo también presenta mejoría y ya está preparado para hacer más ejercicio, lo que a su vez hace disminuir el riesgo cardiovascular.

- Entre tres y nueve meses después. Disminuye notablemente la tos y la falta de aire, lo que ayuda a evitar muchas enfermedades e infecciones respiratorias, como gripes y catarros.

- Al año. El riesgo de padecer enfermedades coronarias disminuye a la mitad.

- A los 5 años. El riesgo de padecer cáncer de boca, garganta, esófago y vejiga disminuye a la mitad y las probabilidades de sufrir un infarto o cáncer cervical son las mismas que las de cualquier persona no fumadora.

- A los 10 años. En comparación con una persona fumadora, el riesgo de padecer cáncer de pulmón disminuye hasta la mitad y las probabilidades de tener cáncer de laringe o de páncreas también se han reducido considerablemente.

- A los 15 años. El cuerpo ha eliminado todos los daños producidos por la exposición a todas las sustancias tóxicas que contiene el tabaco, por lo que, después de 15 años sin fumar, el riesgo de padecer una enfermedad del corazón es el mismo que el de una persona que no ha fumado nunca.

Si todavía fumas, Vitalista, ¿a qué esperas para dejarlo definitivamente?

, , ,