7 consejos para correr un maratón

7 consejos para correr un maratón

¿Has pensado alguna vez en prepararte una carrera? Si la idea de convertirte en runner se ha pasado por tu cabeza y te gustaría llegar a correr algún día un maratón, has de saber que lo más importarte para conseguir tu objetivo es creer en ti y creer que puedes lograrlo. La mayoría de deportes requieren disciplina y, para ello, el entrenamiento no debe ser sólo físico, sino también psíquico o mental.

Una vez tengas esto claro y antes de empezar de lleno con la preparación, en la fase preliminar en la que te encuentras es recomendable que sigas estos 7 consejos para alcanzar tu meta con éxito:

1. Valora tu estado de forma. Debes conocer el estado de tu cuerpo especialmente si estás iniciándote en el running. Lo recomendable es realizar una prueba de esfuerzo para determinar si estás condiciones de seguir un plan de entrenamiento.

2. Sigue un plan de entrenamiento variado. En los planes de entrenamiento para correr una maratón hay que combinar las largas distancias con entrenamientos de velocidad y fuerza. Introduce cambios de ritmo, rodajes al mismo ritmo diario y a ritmos más lentos, ejercicios de musculación, series de alta intensidad… Ten en cuenta que este plan debes llevarlo a cabo de forma gradual, es decir, sin empezar con la distancia completa.

3. Realiza estiramientos. Siempre que termines con cualquier entrenamiento debes dedicar unos minutos a estirar para prevenir posibles lesiones y dejar tu cuerpo preparado para las próximas sesiones.

4. Usa el calzado y la ropa apropiados. Elegir el tipo de zapatilla adecuado para tu pisada no es fácil, por lo que, someterte a un estudio de la pisada es una buena opción para ir sobre seguro. En cuanto al atuendo, la ropa que utilices debe ser cómoda y transpirable.

5. Descarga la musculatura. El aumento progresivo de los kilómetros que recorras en los entrenamientos puede causarte molestias. Para evitar lesiones es conveniente incluir en tu rutina masajes de descarga cada 15 días o, al menos, una vez al mes.

6. Dale importancia a la alimentación e hidratación. Llevar una alimentación saludable siempre va a ayudarte a responder mejor a los entrenamientos. No obstante, después de entrenamientos largos es importante que consumas más hidratos para poder afrontar las siguientes sesiones sin contratiempos. En este sentido, debes prestar mucha atención también a la hidratación y mantener tu cuerpo hidratado durante los entrenamientos y la carrera.

7. Ten paciencia. Debes ser paciente y empezar a competir en carreras de distancias más cortas como 5k y 10k. Una vez dominadas estas distancias, seguir progresando en los entrenamientos y plantearte retos mayores.

¡No quemes etapas, Vitalista! Prepárate la carrera con paciencia y disciplina y, si todavía te queda alguna duda, echa un vistazo al encuentro digital con nuestra experta Ruth Cohen sobre running.

, , , , , ,