7 claves para llevar una alimentación sana

7 claves para llevar una alimentación sana

Cuidarse y sentirse bien con uno mismo es primordial para ser feliz y nuestra alimentación está implicada en este proceso. Quizá el ritmo de vida o un simple descuido, puede romper ese entorno alimentario saludable que tanto cuesta conseguir y tan beneficioso es para nuestro organismo. Según datos obtenidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), la falta de actividad física y una alimentación insalubre son los principales factores de riesgo en todo el mundo.

Por ello y para evitar que los datos sigan aumentando, te adelantamos 7 claves mediante las que fomentar una dieta variada, sana y equilibrada. ¡Presta atención, Vitalista!

- Come más frutas y verduras. La base de nuestra alimentación debe estar compuesta por estos alimentos tan necesarios y nutritivos, ricos en fibra, vitaminas y minerales. La OMS recomienda consumir 5 porciones de fruta al día y 2 de hortalizas, sin considerar las patatas, batatas y yuca, entre otros tubérculos. Además, aconseja que estos productos sean frescos y de temporada, y en su mayoría crudos, para beneficiarse de todas las propiedades en su estado natural.

- Incluye en tu dieta legumbres, cereales integrales y frutos secos. Estos alimentos en nuestro organismo, se traducen en un auténtico aporte de energía, necesaria para sentirnos fuertes y afrontar el día con vitalidad. No obstante, es preciso limitar el consumo de frutos secos por su alto contenido en grasas saludables. Por su parte, la Fundación Española del Corazón recomienda ingerir 50 gramos diarios, sin aditivos o sal.

- Reduce la sal. Mantener el consumo de este mineral por debajo de 5 gramos al día es muy recomendable para evitar enfermedades, según apunta la OMS. Esta cantidad sería la equivalente a una cucharadita de café. Además, es preferible consumir en su lugar, sal yodada.

- Limita el consumo de azúcar libre. Reducir su ingesta a menos del 10% de la calórica total, es necesario para contribuir en una dieta saludable. La Organización Mundial de la Salud indica que es importante disminuir el consumo hasta 50 gramos diarios, el equivalente a unas 12 cucharaditas de café.

- Evita las grasas saturadas. La OMS aconseja reducir hasta un 30% su consumo, para evitar así problemas de peso y reducir el riesgo de sufrir enfermedades. Además, es totalmente desaconsejable consumir grasas industriales del tipo trans.

-Bebe más agua. Para mantener el cuerpo hidratado, para que el organismo realice sus funciones vitales y para depurar y eliminar toxinas, es imprescindible beber agua. No existe una cantidad exacta adecuada, no obstante, es recomendable que ronde los dos litros diarios, que debe aumentar si se practica deporte.

- Haz ejercicio. Sentirse activo y satisfecho con uno mismo es primordial. El deporte ayuda a regular el peso y mejora las condiciones físicas de la persona. Es recomendable practicarlo al menos, tres veces por semana, no obstante, la clave está en ser constante.

Vitalista, recuerda que es muy importante realizar las cinco comidas diarias de manera ligera, siendo el desayuno la más importante del día.

Llega el momento de cambiar tu vida y tu alimentación. ¡A por ello!

, , , ,