6 consejos para cuidar tu espalda

6 consejos para cuidar tu espalda

Para muchas personas, los dolores de espalda son muy comunes en el día a día, lo que hace que, tanto el trabajo como el resto de actividades, resulten difíciles de soportar. En la mayoría de los casos, este dolor continuo se debe a la falta de movilidad y rigidez de la columna vertebral y a la debilidad muscular, lo que conlleva a que, con el paso de los años, la columna se vaya “inclinando” y adoptando una postura muy poco estética como es la chepa.

Para que esto no te suceda, Vitalista, debes aprender a cuidar tu espalda y a mantener una postura correcta en todo momento. Si todavía desconoces cómo hacerlo, estos 6 consejos te pueden ayudar a conseguirlo:

1. Presta atención a tu pisada. Una mala pisada influye negativamente en la columna, pues la estructura formada por la columna-cadera-rodillas-tobillos puede verse alterada por trastornos en los pies, al producirse una descompensación en los centros de gravedad que conlleva a un desplazamiento de cargas de manera no fisiológica, lo que podría desembocar en el desarrollo de deformidades o lesiones permanentes.

2. Vigila lo que comes. Llevar una dieta con alto contenido en azúcares o procesados no sólo puede aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares o cancerígenas, sino también puede ser la causante de los dolores de espalda, debido a un debilitamiento de los músculos, huesos y articulaciones provocada por la carencia de nutrientes.

3. La actitud influye. La espalda es una de las partes del cuerpo que más sufre con las situaciones de estrés y ansiedad, por la ‘carga’ de asuntos que se deposita sobre ella. Un correcto manejo de la energía vital, la que hace que nuestro organismo se encuentre en equilibrio, funcione correctamente y nos sintamos capaces de sobreponernos a situaciones de estrés y a avanzar en momentos complicados, puede ayudar a mermar los dolores de espalda.

4. ¿Nadas correctamente? Nadar no es una actividad física perjudicial para la espalda. De hecho, muchos especialistas la recomiendan precisamente para combatir los dolores. Sin embargo, el remedio puede ser peor que la enfermedad, ya que, en ocasiones, si la técnica con la que practicas este deporte no es la correcta, puedes acabar perjudicando aún más tu espalda en lugar de hacer que el dolor desaparezca.

5. Controla tu peso. La obesidad es una causa directa de los dolores de espalda, por lo que, para evitar que aparezcan ambas enfermedades, la alimentación que debes de seguir ha de ser equilibrada y baja en azúcares y grasas saturadas, además de mantener el cuerpo activo, aunque sólo sea caminando media hora al día.

6. ¿Cuántas horas pasas sentado/a? Si eres de las personas que trabaja en un puesto donde se permanece sentado 8 horas, lo primero que debes hacer es utilizar un respaldo lumbar; lo segundo, controlar que tu postura sea siempre correcta, sin curvar la espalda; y, lo tercero, levantarte cada hora y darte un pequeño paseo o bajar y subir escaleras.

¡Vitalízate, cuida tu espalda y tu salud!

, ,