5 técnicas para comer de forma más cardiosaludable

5 técnicas para comer de forma más cardiosaludable

Según la Fundación Española del Corazón (FEC) durante los últimos años han ganado terreno las técnicas culinarias más saludables que ha apartado de la cocina a electrodomésticos como la freidora. La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) estableció una pirámide en la que, además de alimentos, hablaba de otras recomendaciones para mantener una vida saludable ya que, como afirmó Javier Aranceta, presidente del comité científico de la SENC, “alimentarse no es solo un plato”. Uno de los consejos fue conseguir, como mínimo, los 10 mil pasos diarios, quizás por la cantidad de horas que trabajas no es posible es por eso que se aconseja ir andando al trabajo, elegir las escaleras antes que el ascensor o salir a caminar durante 30 minutos al día. Por otra parte, en la base de esta pirámide está el equilibrio emocional que es fundamental para el proceso alimentario porque como afirma Aranceta “si estamos bajos de ánimo no compramos lo mismo, no cocinamos igual y no comemos igual”. Entre otras de las recomendaciones de la SENC también está la cocción, ya que se invita a usar técnicas culinarias más saludables. La Fundación Española del Corazón recomienda cinco manera de cocinar los alimentos que serán más saludables para nuestro cuerpo.

  1. Papillote. Se trata de una técnica que consiste en la cocción de un alimento en un envoltorio resiste al calor, que puede ser papel de aluminio o en un recipiente de silicona. Se suele recomendar para alimentos de texturas blandas como los pescados, las verduras o algunas carnes blancas. ¿Cómo se usa el papillote? Se envuelve la comida y se mete en el horno o se pone en la sartén con el objetivo de que el calor haga que los alimentos se cocinen en sus propios jugos y el vapor que desprenden. Según la FEC esto permite que se mantengan intactas las propiedades, el sabor y el aroma.
  1. A baja temperatura. Es una técnica muy similar al baño maría, es decir, consiste en cocinar carnes o pescados a temperaturas inferiores a 90 grados durante un largo tiempo. De esta manera, según la Fundación, lo que se consigue es un cocinado homogéneo, una textura única y se respetan las cualidades organolépticas del producto.
  1. A la parrilla. Esta es la técnica más antigua, que se asocia al descubrimiento del fuego. Según afirma la Fundación cocinar los alimentos directamente en las llamas tiene beneficios importantes, entre ellos destaca que al no tener que usar ninguna grasas externa para cocinarlos el resultado es más ligero. Tanto los pescados, como las carnes y las verduras pueden cocinarse sin ningún problema a la parrilla.
  1. Al vapor. Sin duda es una de las técnicas más conocidas como saludables. Muchas personas dudan entre hervir los alimentos o cocinarlos al vapor. Según la FEC la cocción al vapor es mejor si nos centramos en cualidades organolépticas, ya que, en el caso de las verduras, está manera de cocinar permite que las vitaminas queden intactas.
  1. Marinado y escabechado. Esta es una técnica que, como cuenta la Fundación Española del Corazón, era usada por nuestros antepasados con el objetivo de conservar los alimentos durante un largo tiempo. Se trata de una técnica usada por nuestros antepasados con la intención de conservar los alimentos durante un largo tiempo ya que la base es un líquido de ácido que cubre pescados, verduras y carnes durante un determinado periodo. Según la FEC estos líquidos pueden ser aceite, vino, vinagre, especias o hierbas aromáticas, además el acético ayuda a transformar las gasas del cuerpo en energía, por lo que se consideran técnicas hipocalóricas.

Ya sabes, Vitalista, ha llegado el momento de poner en marcha estas técnicas culinarias. Y no te olvides de hacer ejercicio y beber suficiente agua.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,