5 pasos para volver al gimnasio tras las vacaciones

5 pasos para volver al gimnasio tras las vacaciones

Septiembre ya está aquí y con él la rutina habitual. Es momento de atar bien fuerte los cordones de las deportivas, rellenar de agua nuestra botella, coger aire y hacerle la primera visita a nuestro querido centro de entrenamiento, más comúnmente conocido como “gimnasio”.

Después de las vacaciones todos deseamos perder esos kilitos de más, pero regresar a la práctica es otra cosa. Vitalista, es necesario retomar esos hábitos saludables que tan bien nos hacen sentir, y el deporte junto con una alimentación sana y equilibrada, es la clave para ganar vitalidad y afrontar los días con más positivismo.

Toma nota de estos pasos para volver al gimnasio con energía. ¡A por ello!

- Retoma el ejercicio de forma gradual. Es importante regresar al gimnasio de forma paulatina para no agobiarse y aumentar así, las ganas por seguir trabajando y evolucionando. Además, no empezar de golpe evita posibles lesiones o la sobrecarga de las articulaciones. Es recomendable comenzar con rutinas de adaptación para que la musculatura se acostumbre a nuevos esfuerzos.

- Adopta una actitud positiva. El estado de humor es fundamental en la predisposición de la persona. Una actitud negativa solo entorpece tus entrenamientos, hasta que se llegan a convertir en una obligación. Es imprescindible ser positivo, divertirse y pasarlo bien con el deporte. Quizá puede ser la vía de escape perfecta para desconectar de la rutina del día a día.

- No te obsesiones. Márcate objetivos a corto plazo, se constante y paciente. Los resultados llegan con empeño y dedicación. Una vez conseguida la meta es importante seguir con el entrenamiento, del contrario es muy probable que ocurra el efecto rebote.

- Cambia tus hábitos alimentarios. No basta solo con hacer deporte para tonificar la musculatura o bajar de peso, la alimentación es igual de importante. Para seguir una dieta sana y equilibrada es necesario comer frutas y verduras e hidratar el organismo, y más si se realiza un gran esfuerzo. Además, un puñado al día de frutos secos te aportarán la energía necesaria para superar cualquier reto que te propongas.

- Descansa. Después de un día duro de entrenamiento, relajar el cuerpo y la mente es primordial para recuperar fuerzas. Es aconsejable dormir entre 7 y 8 horas al día. Medita, reflexiona o tan solo descansa para afrontar el día siguiente con incluso más vitalidad que el anterior.

Vitalista, no lo dudes. ¡Tú puedes con todo!

, , ,