5 recomendaciones para la practica del running en verano

5 recomendaciones para la practica del running en verano

Todos sabemos que practicar deporte estos meses supone un gran esfuerzo puesto que las altas temperaturas no acompañan. No te preocupes, teniendo en cuenta estas cinco recomendaciones para la práctica del running, seguro que vuelves a retomar el deporte este verano.

¡Toma nota, Vitalista!

- Evitar las horas de calor. En verano es muy recomendable no salir a correr a las horas centrales del día para evitar insolaciones o que la temperatura corporal se eleve demasiado. Una sudoración extrema puede ser perjudicial para la salud, ya que el organismo pierde mucha agua. Lo ideal es practicar running a primera hora de la mañana o a última de la tarde, y si es posible, hacerlo en zonas con sombrajes.

- Hidratarse. Beber mucha agua es fundamental en verano y más si se practica deporte. Cuanto más esfuerzo físico, mayor debe ser la hidratación para que el cuerpo no se debilite y pueda aguantar el ritmo del entrenamiento sin problema. Mantener la temperatura corporal adecuada, es muy importante para evitar golpes de calor.

- Protección solar. La piel también se resiente a la exposición al sol y ello puede provocar irritaciones o quemaduras. Hay que tener en cuenta que, aunque la zona elegida para entrenar disponga de sombrajes, es posible que los rayos del sol atraviesen estas sombras. Por ello, es muy importante utilizar siempre una protección solar medio-alta para que perdure durante todo el ejercicio.

- Planificar el recorrido antes de salir de casa. Se recomienda planear y estudiar previamente el tramo que se pretende correr. Es posible que suponga un esfuerzo mayor para el organismo si se trata, por ejemplo, de subidas sin sombrajes. Hay que evitar desafíos extremos durante estos meses y posponer retos para otra época del año en la cual la situación meteorológica no suponga ningún riesgo para la salud.

- No obsesionarse. Lo más bonito de practicar cualquier deporte es sin duda alguna, aprender a disfrutar de él. Imponérselo como una rutina u obligación para perder peso puede acabar convirtiéndose en un castigo, y eso no es bueno para salud. Es recomendable buscar lugares que inspiren relajación, practicar running en compañía o escuchando música, con tal de que el entrenamiento se vuelva más ameno y divertido.

Elegir la playa para practicar el running es una idea genial. Puedes refrescarse en el mar y relajar todos los músculos, además de que la brisa marina es la aliada perfecta para disfrutar del deporte sin que resulte pesado.

Vitalista, anímate a la moda running teniendo en cuenta todas estas recomendaciones.

¡Seguro que te encanta!

, , , , ,