4 escapadas de verano para hacer en familia

4 escapadas de verano para hacer en familia

Viajar es muy beneficioso para la salud. Conocer nuevos lugares, culturas, e idiomas nos permite crecer y almacenar experiencias. Además, proporciona un sentimiento de relajación y serenidad que tan necesario es en vacaciones.

No obstante, llega el problema cuando no sabes escoger el destino ideal para pasar unos días alejado de la rutina. No te preocupes Vitalista, seguro que una de estas cuatro escapadas es la perfecta para ti y para tu familia. ¿Te animas?

- Combarro, Pontevedra. Declarado conjunto histórico, su casco antiguo es tan emblemático al tratarse de casas marineras del siglo XVII hechas de piedra, robustas y lúgubres. Este pueblo, muy creyente de la brujería y magia negra en sus años pasados, está repleto de cruceiros (cruces) mediante los cuales se santificaba aquel lugar. Sobre estas esculturas se pueden leer fragmentos de oraciones invocando al más allá, con tal de proteger el pueblo de posibles maleficios.

Visita Combarro si lo que quieres es sumergirte en las historias y creencias de sus antepasados.

- Llanes, Asturias. Son numerosas las playas que bordean el litoral de la costa de Llanes, como La Canal, que destaca por su ubicación insólita al estar en el fondo de un estrecho y alargado cañón, o la playa de Gulpiyuri, declarada Monumento Natural por el Principado de Asturias, se trata de una pequeña dolina a la cual entra el agua a través de una cueva conectada con el mar. También puedes disfrutar de varias rutas señalizadas por la naturaleza como la Ruta de los Colores del Valle Oscuru, entre otras.

Llanes es el lugar perfecto para conectar al máximo con la naturaleza.

- Altea, Alicante. El principal atractivo de este municipio a orillas del mediterráneo, es la zona antigua del pueblo. Entre sus casas todas de color blanco, destacan las cúpulas azules de la Iglesia, ubicada en el punto más alto del pueblo. Desde esta, descienden innumerables caminos de piedra repletos de escaleras con dirección al mar.

En este pueblo alicantino se respira tranquilidad, puedes disfrutar tanto de sus playas y calas, como del ambiente confortable que te acompaña por cada una de sus calles.

- Manarola, Italia. Ubicada en el Cinque Terre italiano, es un pueblo de pescadores construido sobre un acantilado con vistas al mar. Estas casas llaman la atención por el colorido de sus fachadas que antiguamente servía a los marineros para divisar su hogar desde agua. Una de las visitas recomendada es pasear por el camino costero sobre el escarpado paisaje que engloba todo este lugar y disfrutar de la puesta del sol.

Este destino es perfecto si lo que buscas es tranquilidad y desconexión.

Vitalista, seguro que te han fascinado todos estos lugares donde desconectar este verano. ¿A qué esperas para visitarlos?

, , , ,