4 cosas que a lo mejor haces y perjudican a tu corazón

4 cosas que a lo mejor haces y perjudican a tu corazón

Para el 2019 la Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró una lista con los diez riesgos que ha encontrado para el planeta. Entre esos riesgos, y en segunda posición, como amenaza mundial se encuentran las enfermedades no transmisibles, éstas son patologías no contagiosas como las enfermedades del corazón, entre otras. Dichas patologías actualmente, y como afirma la OMS, son responsables del 70% de muertes anuales en el mundo, es decir, unos 41 millones de personas.

Según la Fundación Española del Corazón (FEC) más del 80% de las enfermedades cardiovasculares se podrían evitar si seguimos los hábitos adecuados, como por ejemplo practicar ejercicio con la suficiente frecuencia como para que nuestra organismos se beneficie. Como afirma la OMS las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de defunción en todo el mundo. Cada año mueren más personas por alguna de estas enfermedades que por cualquier otra causa, de hecho la OMS calcula que durante 15 murieron por esta causa 17,7 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo.

Existen algunas cosas que quizás estés haciendo que perjudican a tu corazón pero tú no lo sabías, vamos a descubrir cuáles son:

  • Alimentarse de manera inadecuada: según la FEC la obesidad, el colesterol o la glucosa en sangre pueden ser factores que aumenten el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular y es por eso que se hace hincapié en seguir una alimentación adecuada. Como afirma la Fundación una alimentación saludable es aquella que incluye de 3 a 6 raciones de verduras y hortalizas al día, de 3 a 4 raciones de fruta diarias; restringe los alimentos ultraprocesados; limita el consumo de sal y azúcar, aconseja tomar chocolate con un mínimo de cacao del 70%; se incluyen grasas mono o polinsaturadas; incrementa el uso del aceite de oliva, a ser posible virgen extra, contempla el suficiente consumo omega 3 (presente en pescados y mariscos) y omega 6 (presente en la soja o los cacahuetes), restringe el consumo de mantequilla y margarina y, entre otras recomendaciones, incluye suficiente agua, incrementando el consumo si nos ejercitamos.
  • Seguir fumando. Es bien sabido que el tabaco no aporta nada bueno a nuestra salud, pero quizás no seamos conscientes de lo dañino que puede llegar a ser. Según afirma la FEC “el consumo de cigarrillos es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, solo por detrás de la hipertensión arterial, entre otras razones porque acelera la ateroesclerosis, que es la enfermedad de las arterias”. Pero además la OMS asegura que una dieta inadecuada, el sedentarismo o el tabaquismo son algunos de los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares.
  • Hacer nada o muy poco deporte. Según la Fundación Española del Corazón el sedentarismo puede afectar de forma negativa a nuestra salud cardiovascular. Aproximadamente el 30% de las cardiopatías isquémicas (infarto y angina de pecho) se deben principalmente a él. Además afirman que más del 80% de las enfermedades cardiovasculares se podrían evitar si seguimos los hábitos adecuados, entre los cuáles destaca hacer deporte con suficiente frecuencia para que nuestro organismo se beneficie. No es necesario empezar con ejercicios de gran intensidad, se puede comenzar con actividades como caminar para que nuestro corazón se vaya acostumbrando poco a poco al deporte.
  • Descansar poco.  Dormir es necesario para nuestro cuerpo, pero además, según un estudio publicado en European Journal of Preventive Cardiology  aquellas personas que, además de llevar unos hábitos de vida saludables como hacer deporte de forma regular, mantener una dieta equilibrada, moderar el consumo de alcohol y no fumar, duermen un mínimo de siete horas al día, reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Según este estudio se estimó que en dichas personas el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular se reducía un 83% en comparación con aquellas personas que no siguen ningún hábito de vida saludable. Pero, ¿por qué el sueño es importante? Según la FEC, entre otras razones, porque un sueño reparador mejora la función endotelial y ayuda a disminuir la presión arterial, ya que mientras dormimos se produce una relajación muscular que también afecta a las arterias. Esta relajación provoca una bajada fisiológica de la presión arterial de entre un 10% y un 15%.

Así que ya sabes, Vitalista, si quieres cuidar tu corazón y haces alguna de estas cosas, debes cambiar tus hábitos.

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>