10 planes para un verano sin vacaciones

10 planes para un verano sin vacaciones

Vitalista, si este verano no tienes vacaciones no te preocupes, tan solo hay que enfocarlo de otra manera y, sobre todo, dedicarte tiempo a ti mismo. Estos 10 planes te ayudarán a disfrutar de estos meses y olvidar la rutina del día a día.

¡Toma nota!

- Lee o escribe. Después del trabajo, es necesario relajarse en casa y desconectar. Un buen libro puede convertirse en el aliado perfecto para evadir tu mente y trasportarte a otro lugar. No obstante, si lo que prefieres es escribir, hazlo. Quizá encuentres una nueva afición.

- Engánchate a una serie. Si eres más de ver algo en la televisión es buen momento para aficionarse a una serie o comenzar un maratón de películas. ¡Saca tu lado cinéfilo!

- Haz deporte. Hacer ejercicio es la manera perfecta para alejar tu mente de la rutina y sentirte bien contigo mismo, además es recomendable practicarlo al aire libre. Recuerda que la hidratación es fundamental.

- Cambia tu rutina diaria. Un simple cambio en tu alimentación puede traducirse en una vía de escape de tu rutina habitual. Recuerda que es importante mantener una dieta variada, rica en frutas y verduras y acompañada de frutos secos para ganar energía. Si eres atrevido, te animamos incluso a que inicies un cambio de look con tal de huir de la monotonía.

- Dedícate tiempo a ti mismo. No es muy difícil emplear tiempo en lo que más te gusta hacer, tus hobbies. Canta, baila o simplemente duerme. Haz lo que más te apetezca, pues además de aprovechar el tiempo libre, despejarás tu mente y te sentirás mejor.

- Ve a la playa o a la piscina. No tener vacaciones no significa no poder disfrutar de largas sesiones de sol y agua. Disfruta de estos lugares refrescantes en tu tiempo libre. Ten en cuenta que la protección solar es muy importante.

- Desconéctate de las redes sociales. Quizá las redes sociales pueden jugarte una mala pasada, es preferible mantenerse alejado de estas plataformas de ensoñación y céntrate en ti.

- Tratamientos relajantes o spa. Cuidarse es importante y sentirse bien con uno mismo más aún. Los masajes, terapias o sesiones de spa, pueden convertirse en la mejor opción para liberar tensiones y relajar los músculos.

- Crea una lista de propósitos. En ocasiones, tener aspiraciones o deseos es la manera perfecta para olvidarse de la rutina. Es el momento de marcarte nuevos objetivos e intentar cumplirlos.

- Simplemente no hagas nada. Del contrario, si lo que buscas es relajación y tranquilidad, no hagas nada. La reflexión y meditación puede ser la vía de escape que tanto estás buscando.

Quedarse sin vacaciones tampoco es tan malo, ¿no crees?

, , , , ,