Un Afterwork y unos pistachos

Un Afterwork y unos pistachos

El trabajo, el estrés, los correos electrónicos a última hora, nos crean una ansiedad y un desgaste mental que se nota sobre todo al final de la semana. Nos cuesta más concentrarnos y estar activos y puede causarnos incluso extenuación. Mucho cuidado con esto, porque éste agotamiento mental puede causar depresión y también condicionar la salud física.
El estrés y la falta de tiempo hace que nos alimentemos peor y practiquemos menos ejercicio físico, lo que puede llevarnos a un aumento de peso y obesidad, aumento de la tensión arterial o del colesterol.
Muchos jefes y directores de empresa se han dado cuenta de esta situación, y que para que sus trabajadores sean más productivos y mantengan una actitud positiva hacia su trabajo y hacia la empresa, deben mantenerlos contentos y fomentar la comunicación entre ellos.
De aquí nacen los afterworks. Que consisten en quedar con los compañeros de trabajo después de la jornada laboral y tomar un aperitivo. Este tipo de reuniones más distendidas, sin horarios y sin presiones, favorece la relación entre los trabajadores y los propios jefes, y ayuda a desconectar del estrés.
Como decía, también es importante una buena alimentación. Tener suficiente tiempo para comer durante la jornada laboral, pero también aprovechar estas reuniones extra laborales para tomar un aperitivo saludable y que aporte beneficios.
Deberían estar presentes frutas, snacks tostados o frutos secos. Los frutos secos en general son ricos en grasas poliinsaturadas que favorecen la circulación sanguínea. Además tienen vitaminas y minerales para reponer el desgaste de un día duro de trabajo.
Por ejemplo, los pistachos son muy interesantes en estos aperitivos afterwork, ya que tienen grandes cantidades de magnesio (unos 120mg/100g) y fósforo (480mg/100g). Estos dos minerales cumplen muchas funciones en nuestro cuerpo, pero concretamente estimulan el impulso nervioso y la actividad neuromuscular, es decir, mejoran la actividad intelectual y por tanto mejoran la salud mental.
También contienen otros minerales como potasio, calcio y hierro, que fortalecen músculos y huesos. Y vitaminas A, E y C, las cuales refuerzan estructuras como el pelo, la piel o las uñas.
Los pistachos son muy energéticos, debido a la proporción de grasa que tienen, cerca de un 45%. Pero con la ventaja de que ésta grasa es sobre todo mono y poliinsaturada, y no contienen nada de colesterol. Además, con un 10% de fibra, por todo esto los pistachos dentro de una alimentación equilibrada, puede ayudarnos a reducir el colesterol en sangre, y por lo tanto mejorar nuestra salud.
Como veis, por todas estas ventajas, acompañar con unos pistachos el fin de la jornada laboral, no solo te hará desconectar del ordenador, los mails o el jefe… si no que también te ayudan a encontrarte bien y mejorar tu salud física y mental. Eso si, no te olvides de hacer algo de ejercicio! Qué tal volver a casa dando un paseo o en bicicleta?

Rosa del Toro, nutricionista deportiva

Fotografía con Licencia Creative Commons por Julia Manzerova

, , , , , , , , ,