Trucos caseros para cuidar la piel del rostro

Trucos caseros para cuidar la piel del rostro

Gema nos cuenta en este encuentro digital, cómo hidratar la piel grasa y además nos da también una mascarilla casera para evitar manchas de la piel.

Pregunta de Sara: ¡Hola Gema! ¿Cuál es la mejor crema contra la piel grasa? ¿Hay algún truco casero que pueda utilizar?

¡Hola Sara!

Muchas gracias por escribirme. Antes de nada es importante desmentir el mito de que las pieles grasas no necesitan ser hidratadas, aunque es cierto que requieren unas cremas y productos específicos. Es fundamental que la crema hidratante esté libre de aceites (cremas de excipientes siliconados son recomendables).

Un truco casero que puedes utilizar es el siguiente: Realiza una mascarilla casera batiendo media manzana, media taza de avena, 1 cucharada de limón y 1 clara de huevo. Con esta mascarilla sobre el rostro durante un cuarto de hora ayudarás a evitar esa sensación de piel grasa. Es muy recomendable limpiar bien el rostro por la mañana y por la noche, evitar maquillajes grasos o utilizar BB Cream específicas para pieles grasas.

Además, no te pierdas la siguiente respuesta del encuentro digital de este mes, ¡también va genial para evitar la piel grasa!

Pregunta de Ana: Tengo unas manchitas del sol en la cara que llevo una temporada tratándome, pero aún no se han ido del todo. Me he dado con aloe vera, bio oil y nada… Ahí siguen. ¿Sabes de algún truco o qué podría hacer más? ¡Gracias!

¡Hola Ana!

Para aclarar las manchas te puedo dar un consejo muy general, un remedio casero muy beneficioso para la piel del rostro, pero te recomiendo que, si persisten, consultes a tu dermatólogo para que te indique algo mucho más concreto.

Es esencial exfoliarse la cara y con esta mezcla casera, además de la exfoliación, conseguirás aclarar esas manchitas gracias a un ingrediente específico: EL LIMÓN.

Sólo es necesario medio vaso de crema hidratante, medio vaso de azúcar y un limón exprimido. Mezclamos todos los ingredientes y nos aplicamos la pasta sobre el rostro realizando pequeños masajes circulares. Después de 15 minutos retiramos, lavamos la cara y la hidratamos con un poco de crema.
Si no tienes tiempo de hacer la mascarilla hidratante, basta con que te apliques el zumo de limón con un algodón sobre el rostro. El ácido cítrico del limón es beneficioso para unificar los tonos del rostro.

Además, es posible que esta mascarilla casera te dure para varias veces, así que puedes utilizar un bote de conserva de cristal vacío, decorarlo con washi tape y hacer un pequeño DIY para tu exfoliante. Os dejo las fotos.

¡Gracias por tu consulta Ana!

, , , ,