“Si me tuviera que decidir por un fruto seco, sin duda sería la almendra”

“Si me tuviera que decidir por un fruto seco, sin duda sería la almendra”

Raquel Carmona es una cordobesa amante de la cocina y de la fotografía que todas las semanas nos regala, a través de su blog Los Tragaldabas, una receta de cocina tratada con la máxima elegancia y las imágenes más cuidadas. De hecho, Raquel se define como fotógrafa y estilista gastronómica, y asegura que pasa las horas en su estudio buscando el lado más bonito de cada plato, ingrediente, producto…

Como no podría ser de otra manera, presume de lo mucho que disfruta comiendo. Dice que lo hace “de una manera superlativa”, y es que es precisamente esto lo que le ocurre a los grandes cocineros.

Pero Raquel no solo es buena en los fogones o detrás de un objetivo, también sabe transmitir sensaciones a través de la palabra de una forma magistral. Así nos explica ella su proceso creativo en la cocina:

“Plasmar como si de un lienzo se tratara un sabor, un aroma, un color. Encontrar la textura “perfecta”, jugar con la luz, esa luz que me tiene enamorada, capaz de esperar horas hasta ese minuto mágico de un ocaso porque es la luz que quiero bañe un plato o intentar recrearla usando mil y un cachibaches de manera que lo artificial se torne mundano y real, cercano y que exprese lo que ese plato está pidiendo a gritos”.

Este mes en Soy Vital hemos tenido la gran suerte de descubrir, casi por casualidad, este blog de cocina que enamora a primera vista y hemos querido hablar con su autora para que nos cuente todos los detalles de su trabajo. Os dejamos con su entrevista.

¿Cómo te aficionaste a la cocina? ¿De dónde te vino la inspiración?
¿Cuál fue tu primer plato? ¿Tuvo éxito?
Háblanos sobre Los Tragaldabas, ¿qué significa para ti y qué quieres transmitir a los demás?
¿Tapeo o plato elaborado?
Cuéntanos esa receta que nunca te falla y con la que todo el mundo repela el plato.
¿Cuál es el fruto seco o fruta desecada que nunca debe faltar en la despensa de un amante de la cocina?

Muchas gracias Raquel por compartir con nosotros tu ilusión, tu buen hacer, tu elegancia y dejarnos entrar un ratito en tu cocina. Mucha suerte y sigue así.

, , ,