Ruth Cohen y las pautas para el ejercicio diario

Ruth Cohen y las pautas para el ejercicio diario

Ruth nos trae sus respuestas al encuentro digital de este mes. En esta ocasión nos habla sobre sobre las máquinas de fitness y nos da las claves para crear el hábito del ejercicio diario.

1. De: Lorena
Pregunta: ¿Qué finalidad tiene poner tu peso en las máquinas de fitness? ¿Y hacer el enfriamiento? ¿Qué pasa si no pones bien tu peso y no haces el enfriamiento?

Ruth:
Hola Lorena, el objetivo de introducir el peso en las máquinas de Fitness de tipo aeróbico, es hallar el consumo calórico aproximado, es decir, realizan una serie de fórmulas a través de las cuales calculan un gasto aproximado de calorías, si bien, los datos que facilitan no son reales, ya que para hallar el consumo calórico de forma más específica, se necesitaría el uso de un pulsómetro en el que previamente habríamos introducido ciertos datos (peso, altura, sexo), y a través de las pulsaciones realizaría unos cálculos mucho más cercanos al consumo real calórico.
Ya que he comentado lo del pulsómetro, enlazo con la pregunta siguiente, la del enfriamiento, puesto que este accesorio es muy útil para comprobar la disminución de la frecuencia cardiaca, es decir, las pulsaciones. Es recomendable que después de haber realizado actividad física, nuestro cuerpo vaya reduciendo la frecuencia cardiaca, pero siempre de forma progresiva, es por ello, por lo que se hace el enfriamiento a vuelta a la calma, es decir, ejercicio de baja intensidad, para ir poco a poco recuperando.

En conclusión, si no pones bien tu peso no pasa nada, ya que es un cálculo muy por encima y en cuanto el enfriamiento, no es sumamente necesario que lo realices en la máquina que estás utilizando, sino que puedes volver a la calma realizando una serie de abdominales o bien, simplemente, relajándote en una colchoneta.

Espero haber aclarado tus dudas Lorena, ¡un saludo!

2. De: Patricia
Pregunta: Puedes dar algún consejo, para hacer algo de ejercicio día a día.

Ruth:
Hola Patricia, comentarte que en primer lugar, para hacer ejercicio día a día se debe generar un hábito, intentando marcarnos unos horarios fijos, tanto para acostumbrar a nuestro cuerpo, como para prepararnos psicológicamente.

Por otro lado, debemos elegir cualquier ejercicio, deporte o actividad física que nos llame la atención, para así empezar a crear un vínculo con el ejercicio.

Una vez comencemos a realizar actividad física, debemos hacerlo de una forma muy progresiva, es decir, hay que iniciarse muy suave, ya que nuestro organismo sufre ciertas adaptaciones, las cuales si no respetamos una intensidad baja y un tiempo determinado, aparecerán dolores y molestias desagradables surgiendo así rechazo hacia la actividad física, es por ello, por lo que al principio se debe hacer poco tiempo, alrededor de 30 minutos, unas dos o tres veces por semana, hasta ir ampliando tanto el tiempo por sesión así como el número de sesiones por semana.

Lo más importante para ir empezando son estos puntos, ya que una vez te hayas enganchado y te hayas marcado tu horario fijo de entrenamiento, todo irá solo.

Recuerda que esto no debes hacerlo sola, sino bajo la supervisión de profesionales de la actividad física.

Espero haberte ayudado Patricia, ¡un saludo!

Fotografía con Licencia Creative Commons por Aktiv Oslo en Flickr.