Rellenos con frutos secos

Rellenos con frutos secos

Llega el invierno y con él un descenso de las temperaturas que conlleva que nuestro cuerpo nos pida una alimentación más calórica, ya que tiene mayores pérdidas de temperatura debido a la diferencia con el exterior. Por este motivo, los frutos secos son un gran aliado en esta época del año.

Los frutos secos se pueden utilizar en la cocina de muchas maneras. Una opción muy recurrida es como relleno en diferentes platos.

Habitualmente se utilizan como rellenos en carnes. Encontramos clásicos como el pavo relleno de frutos secos muy típico en fiestas navideñas, pero también se pueden utilizar como relleno de pollo o en rollo de pollo o pavo, en lomo… Una receta muy ajustada para la época es el solomillo relleno de frutos secos y castañas en almíbar.

Pero también podemos rellenar otros alimentos al margen de las carnes. Hay muchas opciones para postres: Hojaldre relleno de frutos secos, donde aparte de nueces troceadas en el relleno se mezcla manzanas, pasas, pan, azúcar, canela y ron. Dátiles rellenos de frutos secos, postre muy dulce y nutritivo, donde se suelen rellenar los dátiles con almendras. Manzanas rellenas con una mezcla de uvas pasa, ciruelas, nueces, canela y natillas.

Otras opciones pueden ser en aperitivos, como el Camembert relleno de nueces, orejones, pasas y mascarpone o platos como Calabacín relleno de champiñón y frutos secos o Besugo relleno de frutos secos, en que se introduce en el interior del besugo pasas mezcladas con setas, almendras y perejil picados, piñones, pan rallado y el huevo batido.

, , , , ,