Recomendaciones para personas con diabetes en Navidad

Recomendaciones para personas con diabetes en Navidad

La Navidad es una época de excesos. Una vez reunidos en torno a la mesa, lo más normal que demos cuenta de comidas copiosas, de más alcohol (vinos, champán…)  y de una gran cantidad de dulces navideños. Por esta razón, es importante controlar nuestra alimentación y no caer en un picoteo constante que tire por la borda el esfuerzo de todo el año. Disfrutar de la comida es imprescindible, pero comer por comer puede ser perjudicial, especialmente para aquellas personas con diabetes tipo 2.

La primera recomendación es simple: hay que aprovechar el tiempo libre para hacer más deporte. ¿Por qué no dar un paseo después de las comidas? ¿O qué tal jugar un partido de fútbol con los peques? La Navidad es la época más familiar y disfrutar al aire libre con los tuyos es, quizás, la forma más simple de hacer deporte.

En segundo lugar, es imprescindible controlar las comidas. Consumir los dulces con moderación, tomar mucha fruta y verdura y beber agua siempre que ese pueda es una combinación bastante simple y llevadera que te hará ganar medio partido. Desde Infosalus recuerdan, además, que es preferible consumir bebidas alcohólicas fermentadas (como la cerveza), a las destiladas (whisky, vodka…).

La tercera recomendación también es importante: controla con una mayor frecuencia tus niveles de azúcar en sangre. De este modo, podrás ser más consciente de si puedes permitirte un pequeño exceso o de si, por el contrario, necesitas apretarte el cinturón.

Lo mejor para estas fiestas es que tengas claro que lo más importante es la moderación. Seamos honestos, a nadie le gusta soportar la pesadez y el ardor de estómago tras una gran comilona. Anímate y únete a la #VidaSaludable. Disfruta, come bien, come variado, muévete y olvídate por un rato de la diabetes. Seguro que mejora.