¿Qué beneficios tiene madrugar?

¿Qué beneficios tiene madrugar?

Si tiramos del refranero español para el tema que nos ocupa podemos afirmar que a quien madruga, Dios le ayuda. Si bien, para muchos, esta famosa cita no quiere decir otra cosa más que tener más tiempo durante el día y aprovecharlo mejor, comenzando las tareas cotidianas antes.

Es cierto que, el simple hecho de adelantar el despertador, hará que tu jornada sea más productiva, sin embargo, hay evidencias que señalan que ser madrugador tiene diferentes beneficios para el organismo. Descubre por qué es bueno levantarse temprano:

Para empezar, madrugar te ayudará a vivir con más tranquilidad y a mantener la mente lúcida. El silencio de las primeras horas de la mañana, antes de que el estrés de la rutina se apodere de ti, contribuirá a mejorar tu salud. Sal de la cama, estira tu cuerpo un poco y medita o haz cualquier actividad que te guste, aprovechando ese momento de calma en casa.

Por otra parte, cuando eres capaz de ganarle la batalla a esa voz interior que te pide que te quedes un ratito más en la cama, consigues tener una mentalidad fuerte y triunfadora. Además, la mañana es un buen momento para hacer ejercicio, por lo que realizar actividad física te ayudará a afrontar el día con energía, concentración y entusiasmo. Te darás cuenta de que tu estrés baja, te aumenta la autoestima y eres mucho más productiva que las demás.

Salir pronto de la cama te permite desayunar con tiempo. A menudo, por levantarnos más tarde, eliminamos la comida más importante del día de nuestra dieta y es un grave error. Madrugando un poco cada mañana puedes preparar un desayuno nutritivo y saludable para mantener tu energía hasta media mañana.

Nuestro cuerpo utiliza la luz para adaptar sus ritmos circadianos (aquellos relacionados con el sueño). Quedarse en la cama cuando el sol ya lleva unas horas brillando, puede alterar esos ciclos y, por tanto, mermar tu rendimiento. En estos tiempos competitivos, los madrugadores están un paso por delante de la multitud. Si quieres ser una de esas personas tranquilas, que tiene más tiempo para planificar, pensar estratégicamente y organizarte, adelanta unos minutos el despertador y dedica tu energía a prepararte para tu jornada laboral.

Antes de terminar, es imprescindible recordar algo: para que madrugar te produzca beneficios, debes dormir bien. Visita unos consejos muy útiles que publicamos hace varios posts ¡y haz que cada día sea largo y único, Vitalista!

, , ,