2 métodos para medir las porciones adecuadas de alimentos

2 métodos para medir las porciones adecuadas de alimentos

Cada vez son más los expertos en nutrición que nos recomiendan dietas basadas en la variedad de alimentos pero midiendo las cantidades de cada uno de ellos de forma proporcionada. Actualmente, el problema más común en la alimentación, además de un consumo excesivo de azúcares y grasas no saludables es que comemos raciones más grandes de lo necesario o que no elegimos bien la proporción de grupos de alimentos. Pero ¿cuáles son las proporciones idóneas de alimentos que debemos consumir? Te damos las claves:

1.Frutas y verduras. Para elegir la ración de fruta, verdura o ensalada adecuada debemos fijarnos en el tamaño medio de una patata, aunque en este punto hay diversidad de opiniones, algunos nutricionistas ven esta ración algo insuficiente.
2.Cereales. El tamaño de la ración de cereales simples debe ser como máximo la de un puño. En el caso de cereales complementados con otros ingredientes como miel, frutas deshidratadas o frutos secos, la ración ha de ser algo menor.
3.Legumbres. Las legumbres y cereales tipo pasta, arroz, lentejas, garbanzos, es similar a la de los cereales y equivale a unos 80 gramos.

4.Carnes y pescados. Un filete de carne ha de ser similar al tamaño de una baraja de cartas u ocupar la palma entera de la mano. Equivalente a unos 125 g. Si hablamos de pescado, deberá ser un lomo que no supere el tamaño de tu smartphone.
5.Quesos. El consumo de este alimento debe ser moderado debido a su alto contenido en grasa. El tamaño idóneo debe ser el de una pieza de dominó.Unos 30 gramos.
6.Aceite. Hablando de alimentos grasos, el consumo de aceite de oliva es muy saludable pero la ración de aceites debe limitarse al tamaño de la yema de un dedo pulgar, 10 gr. Diariamente se pueden consumir de dos a seis raciones.

Otro método aún más sencillo para medir de forma adecuada la proporción saludable de alimentos consiste en dividir el plato en tres partes:

  • -El 50 por ciento del plato ha de estar constituido por vegetales: Ensalada o verduras tanto crudas como cocinadas.
  • -El 25 por ciento por carbohidratos: Arroz, pasta, pan o patatas.
  • -Y el otro 25 por ciento por proteínas. Carne, pescado, tortilla o legumbres.
Sencillo, ¿verdad? Ahora ya no debemos tener dudas a la hora de elaborar nuestros menús diarios. Recuerda que practicar ejercicio moderado de forma constante y eliminar azúcares refinados, refrescos, platos precocinados y la bollería industrial de nuestra dieta nos ayudarán a sentirnos mejor. Ánimo Vitalista!
, , ,