Pautas para realizar una buena compra

Pautas para realizar una buena compra

Antes de ir al supermercado, hemos de conocer los productos que necesitamos. Pero, para realizar una compra que nos ayude a mantener una dieta sana debemos de tener en cuenta esta clasificación de alimentos:

1. Alimentos de bajo consumo: Aceites y grasas, alimentos precocinados, embutidos, sal, natas y cremas, bollería industrial, pan blanco, casquería y vísceras de animales, miel, alcohol y bebidas con gas azucaradas.

2. Alimentos de consumo moderado: pan integral, frutos secos, pescados ahumados, carnes grasas, lácteos enteros, salsas, pescados azules, féculas, bebidas sin azúcar.

3. Alimentos de consumo diario: fruta, verduras y hortalizas, lácteos desnatados o semidesnatados, cereales integrales, pescados blancos, carnes magras, infusiones y zumos naturales.

Consejos para una compra equilibrada

Cuando decidimos realizar la compra es porque algún alimento de primera necesidad se ha agotado en nuestra despensa, es decir, vamos al supermercado a última hora y sin ninguna planificación lo que nos hace regresar con productos y alimentos que ya teníamos, otros que no nos son necesarios y sin algunos que si necesitábamos.

Lo principal es realizar una lista, además, os ofrecemos algunos consejos muy sencillos para economizar tiempo y dinero:

- Dedicar unos minutos en revisar nuestra despensa, frigorífico y congelador. Con papel y lápiz en mano anotar todas las cosas que necesitamos.

- Planificar el menú que vamos a realizar. Saber que platos vamos a elaborar nos ayudará a tener la despensa completa, además nos permitirá realizar una dieta equilibrada ya que tendremos una perspectiva más amplia de los que vamos a comer. En base a esto, podremos tener más o menos claro el presupuesto que podremos asignar a la compra.

Escogeremos el supermercado que más se adapte a nuestras necesidades y realizaremos la compra después de haber comido para evitar comprar productos innecesarios. Es recomendable elegir un horario con menos afluencia para evitar las aglomeraciones.

Leeremos las etiquetas de los productos, es importante saber que estamos comprando sobre todo si realizamos alguna dieta especial, tenemos alguna alergia o intolerancia alimenticia.

Cíñete a la lista, evitaremos alimentos y/o productos innecesarios. Para contralar la tentación, podemos escoger un número de artículos que elegiremos al azar o por capricho y destinarles un presupuesto, de este modo sentiremos el placer de la tentación pero lo habremos planificado.

Teniendo en cuenta estas recomendaciones y siguiendo una dieta mediterránea tendremos una despensa equilibrada.

Imagen con licencia Creative Commons propiedad de Hervé Kerneis en Flickr

, , , ,