Organizar la nevera para aprovechar los alimentos

Organizar la nevera para aprovechar los alimentos

Organizar la nevera e ir colocando los alimentos que compramos de forma adecuada puede ahorrarnos muchas compras repetidas y hacer que no se nos caduquen los productos, además de ahorrarnos mucho dinero.

Normalmente cuando hacemos la compra nos hacemos un esquema mental de las comidas y/o cenas que prepararemos durante los próximos días pero muchas veces, cuando llegamos a casa con prisa, vamos metiendo los productos de forma desorganizada como mejor nos viene. Así, vamos enterrando otros que quedan olvidados en el fondo de la nevera. Además, cada producto en función de sus características y sus necesidades de frío tiene un lugar óptimo en el frigorífico. ¿Quieres saber cuál es?

1.En primer lugar tenemos que hablar del orden. Mantenerla limpia y ordenada nos servirá, además de para ver de un simple vistazo qué tenemos y qué nos falta, también para que la temperatura se mantenga adecuada e igual en cualquier parte de la nevera. Para ésto último también es importante que la distribución de los alimentos esté compensada. No debemos tener bandejas a rebosar y otras vacías, ello no permitiría que el frío fluyese de forma adecuada.

2.En la bandeja superior debemos poner los lácteos como yogures, quesos, mantequillas, las sobras de alimentos cocinados y los alimentos más frescos.

3.En la puerta de la nevera pondremos los alimentos que menos sufran con los cambios de temperatura que se producen cada vez que abrimos la nevera: Huevos, bebidas, salsas, aderezos, mermeladas…

4.En las bandejas inferiores colocaremos la carne, el pescado y los fiambres y embutidos.

5.Los cajones suelen ir destinados a verduras y frutas. Evitar las patatas, las cebollas y los tomates. Éstos mejor fuera de la nevera.

6.Es importante colocar siempre delante, en primera fila, los alimentos que vayan a caducar antes. Debemos ir consumiéndolos con este criterio si no queremos desperdiciar comida.

7.En el caso de los envases abiertos es una buena idea pegarles una pegatina con la fecha en que se abrieron. Así sabremos cuándo ha llegado su hora ;-) Esto es especialmente útil en los alimentos congelados.

8.Los fabricantes también dan una serie de recomendaciones como colocar los recipientes separados unos de otros y de las paredes del electrodoméstico para que la temperatura fluya.

9.O también que no se introduzcan en la nevera alimentos calientes, hay que esperar a que estén a temperatura ambiente.

10.Que se tapen bien todos los alimentos o comidas preparadas antes de introducirlos en la nevera. Así evitaremos la proliferación de bacterias. Mejor el vidrio que el plástico a la hora de elegir envases.

11.Que no se usen bolsas de plástico dentro de la nevera. Pueden perjudicar la conservación de los alimentos. Mejor las frutas y verduras sueltas en su cajón, sin la bolsa.

12. Y, por último, que se realice una limpieza a fondo del frigorífico una vez al mes.

Es solo una cuestión de adquirir rutinas y los resultados serán gratificantes. Ánimo!

, , ,