Nidos de salmón con mousse de guacamole

Nidos de salmón con mousse de guacamole

Ingredientes para 4 personas:

1 lomo de salmón 250g
1 hojaldre
cilantro, sal, pimienta
unas gotas de miel
sal, pimienta y aceite
3 tomates
1 limón
12 espárragos trigueros
5 nueces
1/2 cebolla
250g champiñones
2 aguacates

Preparación
Para preparar los nidos necesitaremos hervir los espárragos durante un minuto para que queden más blandos. Pasaremos por la sartén el salmón a daditos, los espárragos troceados y y los trocitos de chamiñones a tres tiempos. De esta manera se cocerán en su jugo y el plato tendrá un sabor más armónico.
Recordemos que el salmón es rico en omega 3, con lo cual ayuda a combatir el colesterol, los espárragos son diuréticos y depurantes y los champiñones aportan muchas sales minerales.
A continuación, partiremos la masa de hojaldre en cuatro partes, una para cada nido. El hojaldre se puede comprar preparado para ganar tiempo y es recomendable que la masa sea integral.
Rellenamos el contenido de la masa y lo cerramos simulando una cestita o nido.
Sólo queda hornear durante 15 minutos a 250 ºC (redordemos que el horno tiene que estar previamente calentado).
Mientras vamos preparando el guacamole.
Vaciamos el contenido de dos aguacates, que tienen unos componentes muy buenos para la piel, y añadimos los tomates rayados ricos en licopeno, un antioxidante natural.
Será preciso añadir a la masa el jugo de un limón para que el aguacate no se oxide.
Y finalmente añadimos la cebolla troceada, con un poco de sal y pimienta.
Sólo queda el toque final: el cilantro, hierba típica de Méjico y el secreto de un buen guacamole.
Todo lo homogeneizamos con un tenedor, y después lo podemos pasar por el minipímer para conseguir esa textura de mousse.
Cuando tenemos los nidos al punto de cocción, los sacamos del horno y los emplatamos.
Ponemos un nido en cada plato y unas nueces al rededor, y terminamos el plato con unos hilitos de miel.
Serviremos el plato con una salsera al lado con el guacamole, que se añadirá a gusto del comensal mientras se saborea el rico plato. ¡A disfrutar!

por Albuskenri

, , , ,