¿Qué son la mesoterapia y la presoterapia?

¿Qué son la mesoterapia y la presoterapia?

Esta semana comienza la primavera y con ella la preocupación de much@s por mejorar la forma física. Vemos que llega la hora de empezar a usar prendas más ligeras y destapadas y queremos ofrecer nuestra mejor versión cuando llegue ese momento.

En los centros de estética vemos anuncios de tratamientos “milagrosos” como los masajes adelgazantes, la mesoterapia y la presoterapia, entre otros, pero no tenemos ni idea de qué se trata. Te lo contamos:

Vamos a empezar por la presoterapia, un tratamiento corporal recomendado para reducir o eliminar la celulitis, ese problema que se produce en zonas conflictivas como los glúteos, piernas y brazos.

En primer lugar debes saber que se trata de un sistema de “compresión controlada que funciona con bombas de inflar. Para ello, el dispositivo cuenta con cinco cámaras separadas que se colocan alrededor de los miembros y se centran en mover el flujo venoso y linfático, desde los tobillos, hasta los muslos.

Entre sus beneficios, se encuentra la reducción de la hinchazón, inflamación y los edemas, el alivio de la fatiga de las piernas y la mejora del flujo de oxígeno a través de todo el cuerpo, además de suavizar la textura de la piel. Se trata de un tratamiento exclusivo de desintoxicación que a través de un drenaje linfático eficaz ayuda a promover en el cuerpo las funciones naturales de compensación.

El otro gran desconocido, la mesoterapia, por su parte, es un tratamiento cosmético médico no quirúrgico que emplea múltiples inyecciones de medicamentos farmacéuticos y homeopáticos, extractos de plantas, vitaminas y otros ingredientes en la grasa subcutánea con el objetivo de destruir las células de grasa adiposas.

Las agujas utilizadas en mesoterapia son muy cortas y delgadas. Por definición, cualquier medicamento que se inyecta en la piel, la grasa o tejidos del mesodermo (capa media de la piel) se considera mesoterapia.

Si te decides por estos tratamientos no olvides consultar antes a tu médico y asegurarte de que puedes combinarlos con ejercicio físico. En cualquier caso siempre podrás ayudar con una buena hidratación y una dieta saludable rica en frutos secos y frutas desecadas. Vitalízate!

, , , , ,