Los frutos secos en la cosmética natural

Los frutos secos en la cosmética natural

Hablar de cosmética natural es ya un primer paso para respetar más nuestro cuerpo, y sobre todo nuestra piel.

Se entiende que los productos cosméticos que se catalogan como naturales, no contienen conservantes, siliconas ni fragancias sintéticas y evita el uso de los derivados del petróleo.

Sin embargo, para resolver dudas sobre cualquier producto concreto, lo importante es buscar el certificado que debe estar correctamente visible en el envase. En España, este certificado es Ecocert, que impone una serie de principios que deben cumplir los fabricantes, para obtener este sello de calidad y garantía natural:

1. La utilización de ingredientes procedentes de recursos renovables y transformados por medio de procedimientos respetuosos con el medio ambiente.
2. Un umbral mínimo de ingredientes naturales y procedentes de la agricultura ecológica que es necesario alcanzar para obtener la certificación. Un porcentaje mínimo del 95% de todos los ingredientes utilizados debe ser natural o de origen natural.
3. Ecocert controla sobre el terreno todos los operadores.

Muchos productos de cosmética natural contienen frutos secos en su elaboración, aprovechando las innumerables propiedades de este alimento, para nuestro beneficio también al aplicarlo sobre nuestra piel.

Quizá uno de los productos más conocidos y utilizados sea el aceite de almendras dulces. Este aceite tiene muchas aplicaciones como por ejemplo, nutrir nuestro cabello, ya que es muy eficaz para tratar las puntas abiertas o el pelo seco.

También se recomienda como hidratante, y sobre todo en el rostro, ya que es válido para todo tipo de pieles, pero especialmente para las mixtas o secas.

En definitiva, un gran aporte natural para el cuidado diario, con resultados siempre beneficiosos para nuestro cuerpo.

Fotografía con licencia Creative Commons por Francisco Antunes en Flickr

, , , , , , ,