Los frutos secos en el pan de las grandes cocinas

Los frutos secos en el pan de las grandes cocinas

En los grandes restaurantes, incluso los elementos más comunes de una comida son de gran calidad.

Este es el caso del pan. En las grandes cocinas que hay en España, se elaboran y se sirven panes muy especiales y sabrosos, que acompañan perfectamente a los exquisitos platos que se pueden degustar en sus mesas.

Los frutos secos siempre han sido un buen complemento para el pan, otorgándole variedad en el sabor y también aportando sus propiedades.

Por eso, los grandes chefs los eligen como variedades que enriquecen sus cartas, y gustan al comensal.

En el recién nombrado mejor resturante del mundo, El Celler de Can Roca, se sirve por ejemplo, entre otras variedades, un pan de nueces y albaricoque.

En Azurmendi, se abastecen de un pan de maíz de la localidad de Munguía, un municipio de Vizcaya.

En Sant Pau, Carme Ruscalleda, ofrece a sus clientes, unas hojas de pan de pipas o palitos rebozados de frutos secos, que acompaña a los aperitivos.

Fotografía con licencia Creative Commons por w9ned en Flickr

, , , ,