Los cacahuetes reparadores

Los cacahuetes reparadores

Cuando el médico le dijo a tu madre: “estás embarazada” tu cuerpo ya estaba cambiando, lo está ahora mientras estás leyendo esto y lo estará cuando le cuentes historias a tu biznieto. Y en estos infinitos cambios constantes y necesarios, intervienen muchos tipos de nutrientes: hidratos de carbono, grasas, vitaminas, minerales, agua o proteínas.

Ya, lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de proteínas son los músculos. Tanto bote de proteínas en los gimnasios ha desvirtuado muchísimo su historia. Porque sí, las fibras musculares son estructuras proteicas pero ¿sabías que los anticuerpos son proteínas? ¿que las hormonas son proteínas? ¿que las moléculas que transportan nutrientes y oxígeno por nuestra sangre también son proteínas?

Las proteínas, además, son las responsables de que nuestro cuerpo crezca y se repare.

- Perdone que interrumpa su historia, ¿Se repare…? ¿de una lesión?

- No necesariamente. Durante nuestro día a día nuestro cuerpo pierde muchas de sus funciones a causa del estrés. El estrés no sólo afecta a nuestro cerebro, afecta a cada músculo, órgano y célula de nuestro cuerpo. Por eso el papel de las proteínas es vital.

- Qué curioso lo del estrés. Y perdone ¿los cacahuetes son proteínas como la carne?

- Sí, hay dos tipos de proteínas: las de origen animal y las de origen vegetal. Los cacahuetes tienen proteína de origen vegetal.

- ¿Y en qué se diferencian?

- En los aminoácidos que las componen, pero esta historia es un poco más larga.

- Ya me imagino… ¿Cuántas proteínas necesitamos?

- Pues como solemos decir en la empresa donde trabajo, cada deporte es un mundo y cada deportista un universo. Depende de muchas cosas, sobre todo de su metabolismo y el ejercicio físico que se haga. Hay recomendaciones teóricas y genéricas desde 1 gramo de proteína por Kg de peso al día, hasta 5 g de proteína por kg de peso al día.

- Ya, pero ¿más o menos cuántas?

- Más o menos podría decirle que con 50 gramos de cacahuetes ya cubre el 25% de las proteínas que necesitaría al día. Si además toma un par de raciones de lácteos en el desayuno y la merienda, algo de cereales en el almuerzo y algo de carne, huevo o pescado en la comida o la cena, ya tendrá las proteínas y aminoácidos que necesita ese día.

- Nunca es tarde para enterarse. Bueno, yo me bajo aquí ya. Muchas gracias por la historia. Creo que se la contaré esta noche a mi biznieto, dice que quiere ser runner. Por cierto, ¿Quiere un cacahuete? Son buenos para reparar.

- Muchas gracias.

, ,