Los beneficios del coco rallado

Los beneficios del coco rallado

El coco rallado es una fruta desecada que se puede consumir de innumerables formas. Solo tienes que darte una vuelta por tu supermercado de confianza para encontrarlo en bebidas (¡incluso cócteles!), yogures y en muchísimos postres diferentes. Y no nos olvidemos de la repostería, porque el coco es un imprescindible en el trabajo de cualquier pastelero que se precie.

Este fruto tropical, del que hay indicios de hace casi 65 millones de años, tiene numerosos beneficios para la salud. Para tu salud. Se trata de un antioxidante genial, puesto que contiene cantidades considerables de vitaminas B y E. ¿Qué quiere decir esto? Que puede ayudarte a prevenir  algunas enfermedades crónicas no hereditarias.

Además, el coco rallado es fuente de sales minerales, potasio, calcio, fósforo y magnesio. Todos estos componentes ayudan a la mineralización de los huesos, por lo que se trata de un alimento genial para personas mayores o que hagan grandes esfuerzos físicos en su vida cotidiana.

Quienes también pueden aprovechar los beneficios de esta fruta desecada son las personas con problemas intestinales. El coco rallado aporta 16,3 gramos de fibra por cada 100 gramos de producto y ayuda a regular el tránsito.

Todas estas propiedades hacen que el coco rallado sea un alimento ideal “para las dietas antiestrés, de aumento de peso, para la osteoporosis, para la salud cardiovascular y para evitar la retención de líquidos”, según mejorconsalud.com. Desde esta web, además, lo resumen de una forma muy clara: el coco rallado es hidratante, remineralizante, antioxidante, energético y regulador de la presión sanguínea”.

, ,