La alternativa perfecta (y saludable) a la mantequilla de toda la vida

La alternativa perfecta (y saludable) a la mantequilla de toda la vida

La mantequilla es un alimento cuya base está formada, principalmente, por grasas. Al menos el 82% del producto, según el Ministerio de Sanidad Español. Es cierto que existen variedades bajas en grasas, pero incluso en esos casos es más de la mitad del alimento (un 55%, normalmente).

“La mantequilla no es una opción saludable para el corazón, porque sus grasas saturadas superan con creces las grasas trans de las margarinas”, advertían en el diario El País hace casi diez años.  “Además, la mantequilla contiene colesterol, lo cual puede incrementar las concentraciones sanguíneas de colesterol en algunas personas; la margarina, que está hecha con ingredientes vegetales, no contiene colesterol”.

En exceso, la mantequilla de origen animal no es el mejor alimento para el sistema circulatorio, es cierto, pero no hay por qué condenarla.  Lo ideal es consumirla de forma ocasional y no abusar de ella. Disfrutarlos en su justa medida. “La grasa ha estado siempre en la base de la alimentación humana y lo sigue estando. No es intrascendente el hecho de que nada hay mejor para alimentar a un bebé que la leche materna cuyo contenido en ácidos grasos saturados se acerca al 55%. No podemos pensar que la composición de la leche materna humana con un alto contenido en grasa saturada sea “un error” de la madre naturaleza. Muy al contrario”, recuerda la Fundación Española del Corazón.

Esta asociación tiene clara su postura: “Tanto ustedes los pacientes como nosotros los médicos estamos un poco hartos y confusos de los repetitivos mensajes que día a día nos lanzan previniéndonos de las maldades de las grasas. Hasta tal extremo esto es deplorable, que muchos pacientes con enfermedad metabólica o cardiovascular han entrado en un estado de pánico que les ha llevado en algunos casos a cometer errores nutricionales muy peligrosos, suprimiendo todo tipo de grasas”, escribía el doctor José Luis Palma Gámiz.

Desde hace unos años, sin embargo, las recetas de mantequillas con frutos secos han ganado seguidores en todo el mundo, y este se alimento ha convertido en una alternativa perfecta a la mantequilla de toda la vida. ¿Por qué? “A igualdad de condiciones –en ambos casos nos referimos a su versión casera o tradicional y no a sus sucedáneos–, cada una tiene sus bondades, pero al enumerarlas la versión con frutos secos gana discretamente, explica Vogue.

Este portal de moda, estilo y vida saludable habló con Itziar Digón, psiconutricionista de Tacha, quien asegura que “las de frutos secos proporcionan proteínas vegetales, tan necesarias en nuestra alimentación actual”. Además, “son fuente de calcio, potasio, vitamina E y B y grasas de tipo insaturado, beneficiosas para el corazón”. 

¿No sabes cómo preparar una mantequilla de frutos secos? Échale un vistazo a una de las recetas que la chef Àngels Puntas elaboró en el último taller de cocina SoyVital:

, , , ,
  • PepitoLosPalotes

    Esta bien que barráis para casa haciendo una receta de frutos secos, porque comercializáis frutos secos y seguramente no mantequilla. Pero me causa vergüenza ajena que os remitáis a un artículo de hace diez años, de un periódico que no es especialista en el tema que tratáis, y ni contrastáis la información ni nada, para qué. La grasas saturadas se demonizaron de forma injusta a partir de un estudio de Ancel Keys, modificando los resultados a sus intereses.
    Lo del colesterol es un bulo también, informaros un poco, no cuesta nada (“dietary cholesterol myth” en google).
    La ciencia avanza, las barbaridades que se decían hace 10 años no tienen por qué seguir diciéndose ahora…

    • ¡Hola! :-)

      Lo primero, muchísimas gracias por vuestros comentarios, sobre todo porque nos han advertido de que lo que queríamos expresar con el post no había quedado claro en absoluto. Obviamente, y aunque lo pareciera (porque lo parecía) no queríamos decir que las grasas saturadas o, en este caso, la mantequilla, sean perjudiciales para la salud.

      Respecto a la información de El País, únicamente nos limitamos a citarla para expresar que este asunto se lleva discutiendo en la opinión pública desde hace muchos años.

      En cualquier caso, hemos modificado el post ante vuestras advertencias, porque somos los últimos interesados en mantener esa alarma social, y hemos incluido las palabras de un doctor de la Fundación Española del Corazón para aclarar nuestra postura y la de los expertos.

      De nuevo, muchísimas gracias por comentar. Nos encanta que estéis atentos y os lo agradecemos de corazón, nunca mejor dicho.

      ¡Un saludo!

  • Hola

    No estoy muy informado pero me parece que vosotros lo estais menos. Por favor tened en cuenta lo que dice PepiloLosPalotes.