Healthy lifestyle, ¿qué queremos decir?

Healthy lifestyle, ¿qué queremos decir?

Seguro que últimamente habéis oído hablar mucho del termino “healthy” y puede que a veces nos resulte algo ambiguo, ¿qué entendemos por healthy?.

Healthy, es una palabra inglesa cuyo significado es saludable y muchas veces hablamos de ella en términos de alimentación o nutrición sin caer en la cuenta que el término abarca muchos más ámbitos de nuestra vida. Personalmente entiendo la palabra “healthy” como un estilo de vida saludable y un equilibrio entre actividades, acciones y hábitos que nos proporcionen una buena salud en detrimento de otras que deterioren nuestra salud.

Una mentalidad “healthy” puede aplicarse en todos los ámbitos de la vida, no solo en el de la alimentación, aunque teniendo en cuenta mi profesión siempre incido mucho más en la alimentación. Una alimentación saludable puede entenderse también desde muchos puntos de vista, ya que cada uno de nosotros somos un mundo y no tiene porque haber patrones preestablecidos. No existen dietas establecidas, cada uno tenemos un patron de alimentación dependiendo de nuestra edad, sexo, hábitos, la sociedad en la que vivimos, la región, nuestros gustos, en general un sinfín de variables que podríamos estar enumerando hasta la saciedad. Por ello siempre la mejor alternativa para aquellas personas que deciden hacer un cambio de hábitos e implantar pautas más saludables en su día a día le recomiendo que acuda a un dietista-nutricionista que será el profesional que le ayude en estos casos.

Si en algún caso debiera especificar unas normas generales en cuanto alimentación se reducirían a 3 puntos que se pueden aplicar a todas las personas:

-   Aumentar el consumo de frutas y verduras

-   Sustituir los hidratos de carbono refinados por sus homólogos integrales

-   Reducir el consumo de grasas animales (saturadas) y aumentar el consumo de grasas mono y poliinsaturadas, provenientes de pescados y frutos secos.

Pero como comentaba antes, estas no son las únicas medidas que debemos tomar ya que podemos actuar en muchos otros aspectos como descansar lo suficiente (dormir al menos 8 horas diarias), reducir los niveles de estrés, tener tiempo para el ocio, realizar ejercicio físico diariamente, teniendo en cuenta que esto no significa matarse en el gimnasio ni ser atleta de elite. Salir a caminar, bailar, jugar con tus hijos e ir a caminar al trabajo son maneras de moverse mucho mas suaves pero al fin y al cabo es un ejercicio ;-)

Sonreír y como no, reírse es de las mejores medicinas que existen.

Y seguir cultivándonos, leer, visitar un museo, escuchar música e ir al teatro son hábitos de lo más healthy.

En definitiva todas estas propuestas son meras directrices que nos permiten poder inclinar la balanza hacia una mejor salud y seguir un estilo de vida healthy.

Y tú, ¿eres healthy?  

Elisa Escorihuela Navarro

www.nutt.es

 

, , ,