Pipa de Calabaza

Pipa de calabaza

Origen

La calabaza se remonta aproximadamente al año 5.000 a.C. y es originaria de América Central.

Los primeros grupos humanos que llegaron al territorio eran nómadas, vivían en campamentos y cuevas. Usaban el fuego para obtener calor y luz en la noche, cocer algunos alimentos y aprovecharlos mejor. Su economía era simple, basada en la caza de animales con cuyas pieles se vestían. Para alimentarse, basaron su existencia en el cultivo de la calabaza, el maíz, las judías y los pimientos.

También existen  referencias arqueológicas de la misma época en el valle de Yangzi Jiang en China de una civilización que cultivó principalmente arroz y calabazas.

Fueron los colonizadores españoles los que aprendieron a cultivarlo en su contacto con los nativos, después la trajeron a España, desde donde el cultivo se extendió a otras zonas de Europa con un clima templado o cálido.

Beneficios para la salud

Contienen ácidos grasos insaturados y antioxidantes que ayudan a prevenir algunas enfermedades cardiovasculares y a regular el tránsito intestinal. Se sabe también que las pipas o semillas de calabaza estimulan las funciones del páncreas para regular el control de los niveles de azúcar en sangre.
Eliminan la mucosidad en los pulmones y ayudan en casos de depresión y problemas de aprendizaje.
El aceite de semillas de calabaza se usa además para prevenir las caries y las descalcificaciones.
Por su composición, las pipas o semillas de calabaza poseen propiedades antiinflamatorias, emolientes y antiparasitarias.

Alimentación

Las pipas de calabaza tostadas, se consumen habitualmente como snack o aperitivo, aunque crudas resultan más nutritivas.
En muchas culturas el uso de estas semillas en la cocina es bastante popular. Se agregan a las sopas, ensaladas, salsas, vinagretas y aderezos, y también se utilizan en la elaboración de pan, galletas, bizcochos y dulces.

Valores nutricionales por cada 100 gramos de pipa de calabaza cruda

Valor energético: 2555 KJ/ 616 Kcal
Grasas: 49,8 g

De las cuales saturadas: 10,2 g
monoinsaturadas: 21,9 g
polinsaturadas: 17,6 g

Hidratos de carbono: 10,6 g

De los cuales azúcares: 1,3 g

Fibra alimentaria: 5,9 g
Proteínas: 28,4 g
Sal: 1,2 g
Minerales:

Hierro 3,3 mg 23% VRN*
Magnesio: 262,0 mg 69% VRN*

*VRN: Valores de referencia de nutrientes