Almendra

Almendra

Origen

El almendro es uno de los arboles cultivados más antiguos, tiene su origen en las regiones montañosas de Asia Central donde es cultivado desde el año 5.000 a.C., se tiene constancia escrita de este cultivo desde el año 350 a.C., y se extendió debido a las rutas comerciales por el resto de regiones de Asia.

La propagación por la zona mediterránea de debe a los fenicios, griegos, romanos y árabes, siendo los fenicios los primeros que introdujeron las semillas y los griegos quienes lo cultivaron. Los árabes fueron los que culminaron su periodo de expansión en el siglo VII introduciendolo en España y Portugal. El cultivo llegó a  California por los Monjes Franciscanos a mediados del siglo XVIII en sus misiones a lo largo del Camino Real, el camino que se extendía desde San Diego hasta Sonoma, California.

Beneficios para la salud

Fuente de proteínas vegetales que contiene arginina, un aminoácido esencial para los niños, ya que estimula la liberación de la hormona del crecimiento.

Posee una cantidad notable de fibra soluble (10%). Es ideal para estimular los movimientos intestinales y para conferir sensación de saciedad.

Rica en proteínas (19 g/100 g), cantidad similar a la de la carne. De gran importancia en las dietas vegetarianas.

No contiene colesterol.

Dos terceras partes del contenido en grasas corresponden a ácido oleico. Esto quiere decir que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Contenido en ácido linoleico (omega-6), ácido graso esencial para el organismo, que éste no sintetiza y que le es necesario obtener de la dieta.

Gran aporte en vitamina E, lo cual ejerce un valioso papel antioxidante. 50 g diarios de almendras crudas cubren las necesidades por día de esta vitamina.

Leche de almendras, además de los beneficios que posee, son buenos para las personas que sufren de celiquía, intolerancia a la lactosa o incluso aquellas personas que no consumen productos de origen animal.

Usos

Alimentación

La almendra básicamente tiene tres destinos finales en cuanto a alimentación: consumo en el hogar; consumo en la restauración; y finalmente el uso industrial , como ingrediente para la elaboración de otros productos. Estos tres destinos finales de uso, puede ser diferente entre un país y otro, por ejemplo, en países europeos más del 80% del consumo de almendras lo representa su uso industrial dentro de alimentos procesados.

Salud

El aceite de almendras es utilizado como componente en algunos farmacos para el tratamiento de escoceduras y dermatitis debido a sus propiedades suavizante, hidratantes y desinflamante.

Belleza

Sus propiedades antioxidantes la hacen un aliado perfecto en cosmetología facial, capilar y corporal, para combatir el envejecimiento cutáneo, las cicatrices, la sequedad de la piel, agrietamiento, estrías, flaccidez, resequedad del cabello y el cuero cabelludo, etc.

Igualmente, para otros terapias como el Masaje y Aromaterapia, el aceite de almendras nos permite hacer combinaciones con otro tipo de aceites con fines terapéuticos con excelentes resultados.

Valores nutricionales por cada 100 gramos de almendra cruda

Energía (Kcal) – 631
Energía (kj) – 2615
Proteínas – 21,9 g
Hidratos de carbono – 16,9 g
Azúcares – 4,9 g
Grasas – 50,6 g
Saturadas – 3,8 g
Monoinsaturadas – 32,2 g
Poliinsaturadas – 12,5 g
Trans – 0,0 g
Colesterol – 0,0 mg
Fibra – 10,4 g
Sodio – 0,0 g
Hierro – 4,3 mg
Fósforo – 474,0 mg
Magnesio – 275,0 mg
Calcio – 248,0 mg