Frutos secos para prevenir el cáncer

Frutos secos para prevenir el cáncer

Los frutos secos, gracias a su contenido en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, reductores del colesterol malo (LDL) y del nivel de triglicéridos en sangre, ayudan a recudir el riesgo de padecer infartos e ictus cerebrales.

Por otra parte, según un estudio de la revista Journal of the National Cancer Institut, estos alimentos contienen unas propiedades que preservan al organismo ante el desarrollo de determinados tipos de cáncer. En sus conclusiones añaden que los frutos secos aportan distintos compuestos que protegen del cáncer de colon, de páncreas, de próstata en los hombres y el ovarios en las mujeres. Este efecto protector es debido en su mayor parte a los ácidos grasos saludables, omega 3 y 6 y al ácido gálico.

Además, se ha encontrado una relación inversa entre el consumo de productos como las almendras, los pistachos o las nueces y la mortalidad por patologías cancerígenas, lo que demuestra las propiedades de estos alimentos a la hora de combatir determinadas patologías oncológicas.

Para obtener de los frutos secos el mayor beneficios posible para nuestro organismo, se recomienda tomar una cantidad adecuada que sería aproximadamente 25 gramos de ingesta diaria de frutos secos (un puñadito), consumiéndolos preferentemente crudos y sin sal para no perjudicar el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.

Súmate al tentempié saludable!

,