Piña

Origen: Amazonas

Nombre científico: Ananas sativus, ananas comosus y ananas lucidus.

Nombre común: Piña, ananá, ananás, anana, uyuy.

Su procedencia se vincula a la cuenca del río Amazonas. Poco a poco se fue difundiendo por las zonas tropicales del continente hasta que, en el siglo XVI se introdujo en Europa, Asia y África.

Se trata de una planta terrestre en forma de roseta, cuyo tallo no comienza a desarrollarse longitudinalmente hasta pasados los años desde su plantación. Se compone en su mayor parte de hojas espinosas que pueden alcanzar el metro de longitud.

Sus flores son hermafroditas y crecen en las axilas de la planta, son numerosas y se caracterizan por su color rosa y por tener únicamente tres pétalos. La época de floración se da durante un mes al año.

Existen diferentes variedades de piña pero todas ellas requieren para su desarrollo de un clima cálido, con una temperatura media anual superior a los 25 grados centígrados. Necesita también de lluvias abundantes y regulares durante todo el año, así como de una elevada humedad ambiental.

En un principio, su fruto es una pequeña baya que se fusiona con otras adyacentes para formar una infrutescencia ovoidal dulce, ácida, de textura rugosa y gran tamaño, que puede pesar entre 1 y 2,5 kg.

La planta fructifica aproximadamente cada dos años, por lo que no se la considera una planta muy productiva.

La piña deshidratada se prepara a partir de piñas maduras y sanas seleccionadas en las plantaciones. Una vez el producto se ha recolectado se lava, se pela, se descorazona y se selecciona.

Después, el producto se corta al tamaño y forma deseada. Posteriormente se introduce en una disolución azucarada y se deshidrata con aire caliente hasta lograr los niveles de humedad final (aprox. 12%).

Es el segundo mayor cultivo tropical tras el plátano. Actualmente, los principales lugares de procedencia de la piña son: Tailandia, Brasil, México, Filipinas, Taiwán, China y Sudáfrica.

Entre 1948 y 1965 su producción se multiplicó notablemente y, desde entonces, ha continuado incrementándose año tras año. La mayor parte de la producción se destina al consumo del fruto, sin embargo, en muchos países también se cultiva como planta de fibra.

La productividad de la planta es de unos 12.000 a 15.000 frutos por hectárea.

Algunas de la variedades que más se conocen son: Natal Queen, St. Michael, Red Spanish, Hilo, Smooth Cayenne, Pernambuco y Kona Sugarloaf.

  • Producto energético con alto aporte de carbohidratos, tanto simples como compuestos.
  • El hecho de favorecer la absorción de calcio y ser rica en potasio, la convierten en una fruta recomendada para controlar la tensión y prevenir los calambres.
  • Es rica en fibra y, por tanto, beneficiosa en caso de estreñimiento.
  • Además, posee enzimas proteolíticas capaces de descomponer las proteínas en aminoácidos, por lo que la piña resulta un gran digestivo.
  • Contiene ácido fólico y vitaminas B1, B6 y; y Bromelina, una sustancia no sólo digestiva sino también capaz de reducir inflamaciones, protuberancias cutáneas e, incluso, de ser usada en el tratamiento de trombosis coronaria.

Para que la fruta pueda ser comercializada para su consumo, debe cumplir unos determinados requisitos, como: estar libre de pudriciones, ser uniforme en su forma y tamaño, no tener ningún tipo de quemaduras provocadas por el sol, estar agrietada o sufrir algún daño debido a la insectación del fruto.

Además, se debe tener especial precaución para que la piña no sufra daños por frío que pueden causar como resultado el corazón negro o manchada pardo interno.

Según sus características la piña puede clasificar en 3 categorías distintas:

  • Categoría A.- donde se agrupa a las piñas con peso superior a 1.5 kg.
  • Categoría B.- que comprende los frutos que pesan entre 1 y 1.5 kg.
  • Categoría C.- donde están los frutos con peso inferior a 1 kg.
Alimentación:

El fruto se puede presentar fresco, en conserva y desecado. Tradicionalmente, se suele consumir en los países occidentales como postre en estado natural. En oriente, no obstante, es cada vez más usada como ingrediente que aporta un sabor dulce y peculiar a todo tipo de comidas.

Cada es más frecuente su comercialización en forma de zumos, mermeladas y snack desecado. Además, de su jugo se obtiene un vinagre muy aromático y de buena calidad.

Valores por cada 100 g de Piña natural:

Energía (Kcal) 94
Energía (Kj) 397
Proteínas 0,4 g
Hidratos de carbono 22,2 g
Azúcares 21,1 g
Grasas 0,1 g
Saturadas 0,0 g
Monoinsaturadas 0,0 g
Poliinsaturadas 0,0 g
Colesterol 0,0 mg
Fibra 1,1 g
Sodio 0,0 g

 

Artículos relacionados