Ciruela Pasa

Ciruela Pasa

Origen

La planta de la ciruela tiene su origen en la zona de Persia y el Cáucaso, posteriormente su cultivo fue llevado a Gran Bretaña desde Oriente Medio, pero se cree que fueron los árabes quienes plantaron los primeros ciruelos en la zona de Agen, en Burdeos. Siglos después, en 1865 el francés Louis Pellier introdujo la ciruela en California.

Beneficios para la salud

Las ciruelas pasas son ricas en fibra soluble, que tiene capacidad de formar geles viscosos que fijan la grasa y el colesterol, con lo que disminuye la absorción de dichas sustancias; razón por la cual el consumo moderado de frutas desecadas es positivo en caso de hipercolesterolemia, si ésta no va asociada a exceso de peso (recordemos que las ciruelas pasas son muy ricas en hidratos de carbono)

Las ciruelas pasas tienen una gran cantidad de fibra insoluble lo que aumenta la velocidad de tránsito intestinal y con ello la evacuación de las heces (efecto laxante). Esto hace que se eliminen más ácidos biliares a partir del colesterol, y como consecuencia disminuye el colesterol total. La fibra insoluble, también arrastra el colesterol y las sustancias cancerígenas, pasando menos tiempo en contacto con la mucosa del intestino.

Un beneficio muy interesante es el de mantener nuestra piel joven. Resulta que el estrés, la polución, la exposición al sol, el paso del tiempo e incluso el ejercicio, hacen que tus células se oxiden y se forme un exceso de radicales libres. Estos radicales libres impiden que las células de la piel se regeneren y multipliquen adecuadamente y  envejecen antes. Las ciruelas pasas tienen compuestos antioxidantes con capacidad de ayudar a nuestro cuerpo a eliminar estos radicales libres de forma natural. De esta manera, se retrasa la degeneración de las células y el envejecimiento de la piel.

Tienen una concentración alta de azúcares, pero no debe preocuparte en exceso, ya que una de las ventajas que tienen las ciruelas pasas es la combinación de glucosa y fructosa, de manera que la absorción de azúcares en sangre es más lenta y escalonada. Además el contenido en grasas es muy bajito. La fibra también colabora en que la digestión sea más lenta y retrasa la absorción de azúcares. Razón por la cual es también una buena opción en los pacientes con diabetes.

Alimentación:

Las ciruelas están compuestas por pectinas que aumentan la capacidad de retener aire y confirieren de este modo esponjosidad a las masas, de ahí que sea muy usada en ensaladas, como snack y como ingrediente en recetas de cocina. También se usa en panadería como relleno de pastas y pasteles para conferir aroma y sabor.
A su vez algunas variedades de ciruelas contienen altas cantidades de sorbitol, el cual favorece el efecto humectante del producto. El sorbitol junto con la glucosa y fructosa que contiene esta fruta otorga al producto la sensación de frescura y suavidad.
Así mismo su alta concentración en ácido málico conserva, realza y prolonga el sabor y aroma de la ciruela. Este ácido, junto a las pectinas permite la liberación gradual de aroma y sabor durante su consumo.

 

Valores nutricionales por cada 100 g de producto

Valor energético: 1167 KJ / 276 Kcal
Grasas: 0,5 g

De las cuales saturadas: 0,1 g
monoinsaturadas: 0,1 g
polinsaturadas: 0,1 g

Hidratos de carbono: 61,8 g

De los cuales azúcares: 41,6 g

Fibra alimentaria: 7,1 g
Proteínas: 2,4 g
Sal: 0,0 g