Frutas desecadas para el deporte: orejones

Frutas desecadas para el deporte: orejones

La alimentación y el deporte deben estar relacionados, es decir, debemos comer adecuadamente para poder desarrollar nuestra actividad física sin sufrir agotamiento y sentirnos bien. Los orejones, higos, dátiles y uvas pasas entre otros, constituyen un elemento muy valioso desde un punto de vista nutricional, su valor calórico es muy elevado por ser ricas en carbohidratos simples, además, son una fuente de fibra, vitaminas y minerales.

Por todo ello, son muy recomendables como tentempié a la hora de practicar deporte de larga duración, son sencillas de transportar y fáciles de comer, por lo que no deberían faltar en la mochila de montañeros y escursionistas.

Los orejones: una fuente de glucosa natural

Todos aquellos que practiquen deporte habitualmente, han de vigilar sus niveles de glucosa y aportar al organismo una cantidad de azúcar equilibrada. Los albaricoques secos son una gran fuente de glucosa natural, además de tener un alto contenido en fibra, antioxidantes y vitamina A. Están especialmente recomendados para competiciones deportivas de larga duración o actividad física continuada.

Imagen con licencia Creative Commons por dreyboblue en Flickr.

, , , , , , , , ,