¿Es el ejercicio el único responsable de "quemar" la grasa abdominal?

¿Es el ejercicio el único responsable de "quemar" la grasa abdominal?

No, salvo que no se complemente con una dieta equilibrada. Según un nuevo estudio de la Universidad del País Vasco (UPV), la grasa abdominal de los adolescentes está relacionada con el porcentaje de grasa que ingieren en la dieta, independientemente de la cantidad de ejercicio físico que realicen.

“Hasta ahora se pensaba que aun teniendo una dieta desequilibrada, si hacías mucho ejercicio físico lo compensabas de alguna manera” explica Idoia Labayen, investigadora principal del estudio publicado en la revista Clinical Nutrition a la agencia de noticias científicas SINC. Sin embargo, como apunta la propia científica, “en este estudio, hemos comprobado que eso no es así”.

Para llegar a esta conclusión los investigadores analizaron la grasa abdominal de 224 adolescentes mediante absorciometría dual de rayos X así como la actividad física y los hábitos dietéticos. Analizando los datos comprobaron que las dietas con mucha grasa, incluso cuando el aporte calórico total no era más alto, incrementaban el riesgo de obesidad.

La acumulación de grasa en el abdomen es la más perjudicial para la salud ya que incrementa el riesgo de padecer problemas cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, etcétera.

Como bien he comentado siempre, hay ciertos alimentos que son altamente grasos, por lo que hay que evitarlos. Evidentemente, si se realiza actividad física, y durante una sesión de entrenamiento se elimina un porcentaje “X” de grasa, para eliminar toda esa cantidad de grasa extra ingerida tendríamos que multiplicar las horas de entrenamiento, algo que sería muy completo para la mayoría de nosotros algo que no compensa tampoco.

En numerosas ocasiones, mis propios clientes o amigos me comentan: “Oye Ruth, con todo el ejercicio que hago y la caña que me doy, ¿por qué no me sale “tableta” o porque no pierdo tripa?… Evidentemente, aquí tenéis la respuesta. Nuestro organismo tiene la capacidad de depositar esa grasas en “zonas concretas” y esta es una de ellas”.

En conclusión, cuida la alimentación siendo ésta baja en grasas saturadas (evita fritos, carnes rojas grasas, bollería, pan blanco industrial, azúcares refinados ,etc), toda esta grasa se deposita en la zona abdominal y es UN INDICADOR DE RIESGO CARDIOVASCULAR, como bien citamos antes, Diabetes mellitus, infarto de miocardio, etc. Es evidente que el ejercicio ayuda a quemar las grasas extras, pero podemos decir que la grasa abdominal depende mucho de la dieta, por lo que si quieres gozar de plena salud y de un abdomen saludable debes evitar las grasas saturadas, ya que se depositan en zonas “clave” como estas.

Cuida tu vida, sé activo y come saludablemente.

Fotografía con Licencia Creative Commons por Inspired Home Fitness en Flickr

, , , ,