Ejercita tu concentración y tu memoria

Ejercita tu concentración y tu memoria

Podemos potenciar la concentración y la memoria, como la mayoría de las habilidades, con ejercicios y métodos que nos ayuden a mantenerlas en forma.

La concentración

¿Cuántas veces leyendo un libro o estudiando unos apuntes tenemos que empezar de nuevo porque no recordamos lo que hemos leído? Es un problema muy habitual, que no necesariamente está relacionado a problemas de memoria, sino a la falta de atención en lo que se está haciendo en ese momento.

Las razones que explican la falta de concentración pueden ser muy diferentes, desde el mal estado anímico o la falta de motivación; hasta el hecho de haber ingerido determinadas sustancias que mermen nuestra capacidad de atención. Para lograr una adecuada concentración es necesario que, en primer lugar, los agentes externos y ambientales favorezcan el desarrollo de la tarea que estemos realizando: luz adecuada para la vista, poco ruido, postura cómoda…

El resto depende ya de nuestra predisposición y de lograr un adecuado estado mental. Para ello debemos mantener nuestra mente serena y fija en nuestro objetivo, dedicándole tiempo y cierta regularidad. Con ello lograremos desarrollar una disposición imperante a la concentración.

La memoria

Al igual que la mayoría de las habilidades, requiere de práctica para su buen funcionamiento. A partir de los 30 años comienza a producirse un declive de las capacidades intelectuales, el cual aumenta a ritmo que envejecemos. Para evitar la pérdida de memoria los neurólogos recomiendan realizan diariamente gimnasia mental. Se trata de sencillos ejercicios que de una forma fácil y rápida ejercitan la memoria impidiendo la pérdida de la misma.

Algunos de los ejercicios recomendados son: memorizar esporádicamente pequeñas cantidades de información (como la lista de la compra); realizar crucigramas, intentar recordar detalles del día anterior como la ropa que se usó o lo que se comió.
Evitar malos hábitos como el alcohol y el tabaco, descansar, y practicar con regularidad este tipo de ejercicios pueden asegurarnos una auténtica memoria de elefante.

 

, , , , , ,