Desayunos saludables ¿en qué consisten?

Desayunos saludables ¿en qué consisten?

Que el desayuno es la comida más importante del día es de sobra sabido por todos. Que no debemos saltárnoslo y que de él depende el desarrollo de nuestra jornada, también. Los expertos aseguran que el desayuno debe aportarnos el 25 % de la energía total diaria. Pero exactamente ¿qué debemos desayunar?

La norma general es que el desayuno esté compuesto por  un 60% de hidratos, un 15% de proteínas y un 25% de grasas saludables.

Podríamos darte un montón de ejemplos pero te dejaremos cuatro para que te hagas una idea de cómo pueden ser las combinaciones idóneas:

-2 yogures con 15 pasas y 3 biscotes, 1 taza de té verde (200 ml), 1 pera y 3 nueces

-Café con leche (200 ml), 2 tostadas integrales con jamón york y tomate, 10 almendras y 1 pera

-Café con leche (200 ml), 2 tostadas con atún y rodajas de tomate, 1 naranja y 3 nueces

-1 tostada de pan integral con queso tierno, 1 taza de té verde (200 ml), 1 manzana y 10 almendras

Para convencernos es importante conocer algunos de los beneficios concretos que nos aportará un desayuno adecuado:

1.Evita el sentimiento de bloqueo e improductividad durante las primeras horas de trabajo. Desayunar de forma equilibrada ayuda a mejorar nuestra atención y aumenta nuestra capacidad cognitiva.

2.Ayuda a mantener un peso saludable. Mantenerse saciado durante la mañana nos permite llegar a la hora de comer con menos ansiedad. Saltarse comidas es contraproducente si queremos cuidar la línea.

3.Reduce el riesgo de enfermedades cardíacasDistintos estudios afirman que desayunar se relaciona de manera directa con un menor riesgo de enfermedades del corazón. En cambio, saltarse la primera comida del día se relaciona con hipertensión y mayor cantidad de azúcar en sangre.

4.Mejora el humor. Al dotar a nuestro organismo de los nutrientes necesarios, éste funciona correctamente y nos sentimos de mejor humor. Hay quien habla de evitar el sentimiento «hangry» que se produce cuando nos saltamos alguna comida. Mezcla de «hungry» (hambriento) y «angry» (enfadado).

Lamentablemente las estadísticas no se ajustan al ideal de desayuno sano y nutritivo. Según la Encuesta Nacional de Salud de España, el tipo de desayuno predominante entre la población española consiste en algo líquido más pan, galletas, cereales o bollería. Este tipo de desayuno (consumido por un 49,5% de los encuestados) supera con mucho al siguiente desayuno más popular, consistente en únicamente algo líquido (14%): café, té, leche, yogur o cacao. Como tercera opción, el desayuno más completo: alimento líquido, fruta y alimentos sólidos como pan o cereales; consumido por solo un 13% de la población.

¿Nos ayudas a cambiar los datos?

 

, , ,