Cuándo debemos tomar suplementos de colágeno

Cuándo debemos tomar suplementos de colágeno

El colágeno es un elemento esencial para mantener la buena salud de huesos, músculos y tendones pero a medida que vamos cumpliendo años la producción de colágeno por parte de nuestro organismo va dismunuyendo de forma progresiva. Esta reducción comienza a los 20 años y cuando llegamos a los 60 años habremos perdido un 35 por ciento de la cantidad inicial. En este momento es cuando se comienzan a notar los años, surgen los dolores musculares y articulares  y la piel y el pelo pierden su elasticidad natural.

¿Qué podemos hacer?

Afortunadamente existen infinidad de suplementos de esta proteína en diversos formatos que podemos tomar. Estos suplementos artificiales funcionarán de forma adecuada si los combinas con una dieta equilibrada rica en ensaladas verdes y zumos de frutas.

Además el aporte de colágeno es el responsable de retrasar el envejecimiento de la piel y la aparición de arrugas y verrugas. En este sentido, una adecuada nutrición puede ayudarnos bastante.

¿Qué debemos comer?

1. Alimentos que contengan antocianidinas:

Las frutas ricas en antocianidinas están presentes en las fuentes de alimentos de color rojo y morado oscuro, como las cerezas, arándanos, frambuesas y moras, que protegen contra los radicales libres, aumentan los niveles de vitamina C en las células, y ayudan a prevenir la destrucción de colágeno en la piel y el tejido conectivo.

2.Alimentos ricos en vitamina C:

La vitamina C es una vitamina importante en la producción de colágeno, para mantener la piel firme y saludable, y se puede encontrar en naranjas, pomelos, limones, fresas, tomates, pimientos y brócoli entre otros.

3.Alimentos con alto contenido de prolina y lisina:

La lisina la puedes encontrar en carnes magras, pescado, legumbres y lácteos desgrasados, y la prolina en la clara de huevo y en el germen de trigo. La lisina es un aminoácido esencial y debe ser obtenido a través de los alimentos; la prolina, por otro lado, es un aminoácido no esencial, que puede ser fabricado en el cuerpo.

4.Soja:

La soja y sus derivados, como el tofu, tempeh y la leche vegetal de soja, puede contribuir a la formación de colágeno en la piel, tendones y ligamentos.

5.Alimentos ricos en cobre:

El cobre ayuda en la formación del colágeno en el cuerpo, por lo que resulta beneficioso aumentar el consumo de alimentos ricos en cobre, como vísceras, hígado, mariscos, ostras, verduras de hojas verdes, nueces y legumbres.

Los efectos no son inmediatos pero si modificas ligeramente tu dieta aumentando de forma progresiva la cantidad de estos alimentos y lo conviertes en hábito, podrás comprobar los resultados.

Ánimo vitalista!

, , , , , , ,